Preparar el jardín para la primavera
La primavera está a la vuelta de la esquina y el jardín precisa algunos cuidados. Es la temporada ideal para planificar tranquilamente qué vamos a hacer con el jardín durante la primavera y el verano. Una buena planificación servirá para mantener limpio y ordenado un jardín que tiene ganas de florecer. Te recomendamos que utilices el método tradicional, toma papel y lápiz y prepara un plano del jardín tomando las medidas igual que si fuera a amueblar la casa dejando bien claro a qué horas recibe la luz del sol cada zona.

Dibuja sobre el plano el diseño que formarán las plantas, apunta también las necesidades que tienen, cuándo y cómo florecen, hasta cuánto crecen. Si es posible agrupa en un mismo lugar del jardín todas aquellas plantas que tengas requisitos similares. Es mucho mejor prepararlo bien que acudir a un vivero y dejarse llevar por lo que nos llame más la atención. En este blog puedes buscar ideas básicas de diseño de jardines y las características de cada planta.

Si eres previsor, adquiere los bulbos de floración estival que vayas a necesitar, revisando las guías, si tiene suficiente sustrato, el tipo de abono y comprobar el buen estado de todos los utensilios de jardinería. Las labores más esenciales del jardín se limitan a regar con moderación, trasplantar o podar, retirar ramas, así como las hojas muertas y malas hierbas.