Preparar el jardín para otoño
El verano comienza a tocar su fin y tras la época de gran esplendor de nuestras flores y plantas llega el momento de comenzar a plantearse cómo preparar la entrada del otoño.

Las temperaturas bajan, las horas de sol son menos y la intensidad del sol más moderadas, por lo que los cuidados que damos a nuestro jardín en verano no será el mismo que en esta temporada.

A continuación te dejamos algunos buenos consejos para que pongas a punto tu jardín para la entrada del otoño, ¡comienza a ponerte manos a la obra!

– Poda: No debes olvidarla esta temporada, cuando es momento de arreglarlos tras su floración estival (especialmente aquellos que florecen antes de brotar). Sin embargo, no es recomendable realizar podas muy importantes pues la posterior brotación podría ser todo un fracaso con el frío del invierno acabando con algunas partes de la planta.

Preparar el jardín para otoño
– Plantación: Hay muchas especies de flores y plantas que agradecen ser plantadas durante esa apacible época en la que no se sufre el insoportable calor ni tampoco el temidísimo frío del invierno. El laurel, el acebo, la fresias, jacintos, anémonas o azucenas son algunas de ellas.

– Riego: Como es evidente, con la desaparición del calor excesivo las necesidades de hidratación de las plantas también disminuye, por lo que el riego no debe ser tan continuo ni tan abundante como en los pasados meses. Una buena regla para controlarlo es comprobar que no estén todavía mojadas al anochecer.

– Fertilizante: Si tienes césped esta vez será la última que lo abones hasta la entrada de la próxima primavera, de modo que servirá para reforzar el suelo. Puedes plantar césped y semillas que también crecen con el frío como el ray-grass.