Problemas y soluciones en el cultivo de las zanahorias
Incluso los jardineros más experimentados se pueden encontrar con dificultades a la hora de plantar algunas hortalizas y verduras algo más rudas. La realidad es que existen algunos vegetales que son más difíciles que otros a la hora de cultivarlos. Tener un huerto más grande o más pequeño debe ser una tarea agradable y sobre todo, gratificante. No hay nada como seleccionar unos buenos tomates de cosecha propia para poder consumirlos, o tener una gran calabaza cultivada por ti. Hoy quiero hablarte de las zanahorias.

La mayoría de verduras y hortalizas son muy sencillas para hacer crecer, cuando se planta una semilla o una plántula, deberás mantenerlo regalo y con el tiempo, permitir que madure en una hortaliza o alimento delicioso. Hoy, quiero hablarte sobre algunas verduras y hortalizas que pueden plantearte un reto a la hora de cultivarlas. Aunque no debes perder la paciencia, nunca está de más que sepas las zanahorias son algo complicadas para cosechar.

Las zanahorias

Las zanahorias pueden ser fáciles para hacer crecer o que sean tremendamente complicadas. Las zanahorias pueden darte algunos problemas y es necesario que aprendas a evitarlos.

Problemas y soluciones en el cultivo de las zanahorias

La semilla no germina

Si por ejemplo la semilla no germina deberás asegurarte de que tienes la tierra húmeda pero que no está empapada. No dejes que se seque ni tampoco que de que se formen costas. Un truco para mentener que el suelo esté bien es plantar un rábano justo al lado de las filas de las zanahorias, los rábanos germinarán primero y mantendrán al suelo en buenas condiciones.

Las zanahorias demasiado flacas

Si tienes zanahorias demasiado flacas suele ocurrir porque hay otras malezas que compiten por los nutrientes y el agua, por eso deberás mantener la zona libre de malezas y que las zanahorias puedan alimentarse adecuadamente. Sólo de esta manera podrán crecer bien y sin problemas.

Raíces cortas

Si tienen unas raíces demasiado cortas es posible que el suelo sea demasiado cálido o seco. Si el suelo se calienta a más de 70º C, las raíces se atrofian. Deberás utilizar papel vegetal y mantener el suelo bien regado durante los períodos de más calor para mantener el suelo bien fresco durante todo el tiempo.

Raíces deformes

Si las raíces de tus zanahorias están deformes y las ves bifurcadas o dobaldas, es el resultado de que algo ocurre en el desarrollo de la raíz. Quizá el suelo sea demasiado duro para ella o quizá esté creciendo en malas condiciones como por ejemplo si ha chocado con una piedra o quizá hay otra zanahoria que se ha plantado demasiado cerca.

Problemas y soluciones en el cultivo de las zanahorias
Es necesario que te asegures de que el suelo se labra bien y que tiene una tierra suave antes de plantas, todo esto lo agradecerán tus zanahorias. Si después de seguir las indicaciones sigues teniendo unas raíces deformadas entonces podrían ser nematodos en la raíz. En este caso deberás cubrir el suelo con plástico transparente y dejar que se fría con el sol del verano, pero deberás sacar las zanahorias antes de cubrir el suelo.

Las zanahorias se hinchan e incluso se agrietan

Si las raíces se hinchan e incluso se agrietan es porque las has regado demasiado y se han hinchado e incluso se han agrietado. Deberás regarlas cada semana y usar mantillo en el suelo para que permanezca húmedo pero no mojado. También puedes cosechar las zanahorias cuando las raíces ya están maduras.

Problemas y soluciones en el cultivo de las zanahorias

Las zanahorias salen amargas

Si las zanahorias te crecen con un sabor amargo, entonces tendrás que tener en cuenta que el suelo no se enfríe demasiado por la noche. En este caso será buena idea mantener el suelo húmedo pero con una cobertura vegetal y también deberás mantener a raya la plantación de zanahorias en mitad del verano.