Qué es la tierra de diatomeas
¿Has oído hablar de la tierra de diatomeas en alguna ocasión? Se trata de un polvo hecho de los fósiles de tierra orgánica de diatomeas que vinieron de agua dulce. Se compone de muchos nutrientes como magnesio, calcio, cobre, boro, sodio, hierro, titanio y manganeso.

Gracias a este polvo, se puede acabar con muchas plagas, incluyendo la de hormigas, caracoles, cucarachas y otros insectos. Su poder insecticida se debe a que los diminutos fragmentos, que son huecos y portadores de carga eléctrica, taladran los cuerpos de los insectos de sangre fría provocándoles la muerte por deshidratación. Así, tendrás que espolvorear alrededor de las plántulas o rociar el polvo diluido en las hojas para evitar la puesta de huevos. ¡Pero eso no es todo! Te contamos más sobre la tierra de diatomeas a continuación.

Aditivo para el suelo

Además, la tierra de diatomeas es un aditivo de suelo seguro tanto para interiores como exteriores. Y es que esta sustancia, totalmente natural, se suma a la salud de las plantas aumentado los nutrientes en el suelo y ayudando en la conservación del agua, al mismo tiempo que evita las infestaciones de plagas.

Qué es la tierra de diatomeas
Por otro lado, la mezcla generosamente en suelos arcilloso duros para romper pequeñas partículas de arcilla, aumenta la aireación y el flujo de agua. Por si fuera poco, la tierra de diatomeas también aumenta la eficiencia del riego mediante la absorción de tres veces su peso en agua.

Cómo aplicar tierra de diatomeas

Antes de utilizar la tierra de diatomeas en tus plantas deberás asegurarte de que no se trata de la tierra especial para piscinas, que se cristaliza y se usa en dispositivos de filtración. Así, deberás utilizar la versión adecuada y siempre utilizando una máscara de polvo, ya que éste puede ser peligroso para la ingestión humana en grandes cantidades.