Qué son las plantas medicinales
Las plantas medicinales son partes o extractos de plantas que se utilizan para el tratamiento de diferentes afecciones y que pueden suministrarse como cápsulas, comprimidos, infusiones, cremas, elixires, jarabes, ungüentos o muchas formas más. Se utilizan desde la época prehistórica y es una de las formas de medicina más extendidas. De hecho, la industria farmacéutica se ha basado en muchas ocasiones en este tipo de medicina para elaborar sus fármacos.

Todas las plantas medicinales te ayudan a tratar enfermedades como las cardiovasculares, de la piel, digestivas, hepáticas, infecciosas, inmunológicas, metabólicas, nerviosas, óseas, respiratorias o urinarias, curándolas en muchos casos y reduciendo sus efectos en muchos otros. De todas formas, siempre debe consultarse con un médico para saber cuál es el tratamiento ideal en cada caso y si hay plantas medicinales que puedan ayudarnos.

Además, las plantas medicinales tienen numerosos principios activos como los adelgazantes, afrodisíacos, analgésicos, ansiolíticos, antibióticos, antidepresivos, antiinflamatorios, antioxidantes, diuréticos, estimulantes, exfoliantes, laxantes o relajantes. Con todas ellas puedes hacer innumerables infusiones, mascarillas o diversos remedios caseros para poder tratar determinados males o buscar algunos beneficios.

Entre las muchas plantas medicinales tienes aguacate, ajo, albahaca, alcachofa, apio, cacao, café, canela, cardamomo, cebolla, clavo, culantro, diente de león, eucalipto, fresa, ginseng, granadilla, guaraná, guayaba, hierba luisa, hierbabuena, hinojo, jengibre, laurel, manzanilla, nuez, romero o salvia, entre muchas otras. Cientos de plantas que puedes utilizar para diferentes beneficios.

Por último, las raíces también pueden tener usos medicinales y se han usado siempre tanto en medicina humana como en veterinaria. Muchas fitoterapias con raíces suelen ser mucho más efectivas que cualquier opción farmacéutica, pero para ello hay que consultar siempre con el médico porque no para todos los casos funciona ya que nuestro organismo funciona de manera diferente y lo que uno acepta en otro a lo mejor no resulta bien.