Recetas para crear un herbicida casero con vinagre
Comprar productos químicos para el jardín siempre es arriesgar tu salud y la de tu familia. Los productos químicos nunca serán saludables ni para las personas, ni para el medio ambiente ni para ningún ser vivo que esté a su alrededor. Pero no tienes que pensar en que es la única opción para tener tu jardín saludable, puedes crear tu propio herbicida con vinagre y sin añadir nada más.

El vinagre banco es la más utilizada para crear herbicidas, aunque también debo decirte que cualquier vinagre que tengas por casa te servirá. Son muchos los tipos de vinagre que existen, el más popular sin duda es el de sidra de manzana, aunque por lo general los vinagres más fuertes dependerán de la acidez del mismo, y cuando mayor acidez tenga mayor poder tendrá para matar las malas hierbas. A continuación te voy a dar algunas recetas para que crees tu propio herbicida con vinagre.

Vinagre solo

El vinagre solo tiene suficiente fuerza para matar a las malas hierbas. El vinagre sin diluir tiene el 18% y puede ser suficiente para tus malas hierbas. Puedes poner un poco de vinagre en un spray para tenerlo siempre a punto.

Recetas para crear un herbicida casero con vinagre

Vinagre y jabón

Este herbicida consiste en mezclar jabón para lavar platos con un vaso de vinagre sin diluir en agua. Esta mezcla puede ser el doble de potente que un insecticida, pero mucho más económico y además sin dañar tu salud o sin perjudicar el medio ambiente. Debes tener cuidado a la hora de utilizarlo, porque igual que puede matar las malas hierbas también puede hacerlo con las plantas que son buenas. En este sentido tendrás que tener cuidado de no rociar con este herbicida casero a tus flores o plantas.

Vinagre, jabón, agua y sal

Para preparar este herbicida casero tendrás que mezclar una taza de vinagre con una taza de sal y una cucharada de jabón de platos. Mézclalo todo y rocía en tus malas hierbas, ¡pero ten mucho cuidado en no rociar donde no toca!

Recuerda que los herbicidas caseros son potentes e igual que puede matar a las plantas pueden matar a otras plantas que no quieres que mueran. Además también tienes que tener en cuenta que el vinagre mata bacterias, moho y gérmenes (por ejemplo en la cocina), pero hay bacterias en el suelo de tu jardín que son beneficiosas, por eso tendrás que evitar que caiga líquido del herbicida en el suelo porque se esterilizaría por lo menos hasta dos años y no podrías plantar nada.