Recuperar el jardín descuidado
El jardín se va descuidado con el paso del tiempo, pero es hora de ponerlo a punto, de que vuelva a tener vida, dale un aire distinto renovándolo para que vuelva a recuperar las formas perdidas. No necesitas grandes cosas, solo es cuestión de pequeños matices, piensa que un jardín abandonado se puede convertir en un peligro y da una mala imagen a la casa. Puedes comenzar por cambiar algún rincón que se vea aburrido o que presente un aspecto deteriorado. Otra recomendación mucho más importante es eliminar las malas hierbas, retirar el exceso de ramas secas de los árboles, o realizar una poda en los setos que lo necesiten.

Como podrás comprobar existe una la larga lista de tareas necesarias para que un jardín recobre su esplendor: lo primero e imprescindible es eliminar los hierbajos que se pueden quitar arrancándolos de raíz y añadiendo herbicida al terreno para que vuelvan a brotar. Luego también deberás mantener el suelo en buen estado, para ello puedes airearlo con un rastrillo y añadiendo una capa de mantillo o de tierra fértil, después comprueba que el drenaje sea correcto para que no se encharque el terreno cada vez que se riega o llueva.

Respecto a los arbustos, habrá que hacer una poda a conciencia, especialmente si han crecido demasiado, es importante controlar el tamaño para no restar lucidez al jardín y no molestar a los vecinos. Si es demasiado trabajo puedes empezar por uno de los lados para que se renueve entero y al año siguiente realizar la misma operación al otro costado. Este tipo de especies les va de maravilla las podas y rebrotan en pocos años con mucha energía. Para otras especies que no sean setos, puede que sea más recomendable eliminarlas del todo si están en muy mal estado y posteriormente plantar otras nuevas para que vayan creciendo sanas.

En cuanto a las plantas vivaces también se recomienda desechar las que estén envejecidas, ya que si no van a florecer no tiene mucho sentido que sigan estando allí. Controla el problema del excesivo crecimiento, básicamente para evitar que no invada el jardín y en reine el desorden. Rejuvenecer las plantas consiste en extraerlas del suelo para retirar las matas en mal estado y volver a plantar las que todavía estén sanas y puedan seguir dando flores, a la vez que te permitirá sembrar aromas agradables y mostrar un claro síntoma de limpieza.

Por otro lado, mantener el césped bajo es sin duda una de las cosas más importantes para lucir un jardín cuidado. Las praderas cuadradas o rectangulares se pueden reformar con trasplantes de otras áreas y añadirlos a la pradera o colocar parches de césped nuevo. Puedes aprovechar la ocasión para hacer un camino que dirija a la pueda de entrada de la casa, para ello intercala elementos como piedras en forma de baldosa y coloca jardineras a los lados.

Finalmente, si las estructuras que separan el jardín se encuentran desgastadas o su deterioro es visible, lo mejor es verlas a pintar, en el caso de que sean muros de madera es recomendable lijarlo primero y darle una buena capa de barniz, para que queden como nuevas. Si son de metal no olvides aplicar algún producto antioxidante.