Redecorar el balcón con estilo
Los balcones se han convertido en un respiro de aire fresco para los pisos que son cada vez más pequeños, muchos de los exteriores se reducen a un pequeño balcón, pero por muy reducido que sea, no debemos menospreciar el espacio. Sin embargo, es cierto que los balcones de los pisos de ciudad no permiten grandes lujos. Además, el ruido de los coches, la polución y las miradas de los vecinos, terminan haciendo que estos lugares sean desaprovechados por la mayoría de familias. Pero con un poco de creatividad lo podemos convertir en ese espacio íntimo y relajante que tanto ansiamos.

Para empezar, lo principal es despejar el espacio. Con el paso del tiempo, el balcón termina siendo como un trastero en el que acumulamos macetas, juguetes, bicicletas, plantas y tendederos. Por eso, que si queremos cierta tranquilidad, deberemos buscar otra ubicación para estos objetos. Luego te darás cuenta que tienes mucho más espacio del que te pensabas. Redecorar el balcón será cuestión de ponerle ganas. ¡Es divertido!

Primero podemos acondicionar el espacio pintando las paredes, retirando el óxido que pueda haber acumulado en la barandilla de hierro, cubrir el suelo con madera, revestir o pintar las baldosas. Otras tareas más sencillas son colocar un enrejado de bambú en la misma barandilla para darle la intimidad necesaria al balcón que muchas veces se encuentra encima de la calle. Por otro lado, los toldos también ayudarán a estar más cubiertos y nos permitirán estar más frescos en caso de que haga mucho sol.

El objetivo de todos nuestros consejos es conseguir un espacio cómodo y funcional, evitando poner muchos muebles, pero sí adaptarlo a la decoración. La elección del mobiliario dependerá, como siempre, del espacio disponible. Entonces, en balcones reducidos optaremos por muebles de escasas dimensiones y al poder ser plegables. Una pequeña mesa redonda con un par de sillas apilables sería suficiente para lograr un pequeño rincón acogedor. Dependiendo del ancho, siempre podremos añadir un pequeño sofá, cojines grandes o unos pufs que nos darán comodidad sin perder espacio.

Finalmente, podemos completar la decoración de nuestro balcón con textiles frescos y ligeros, siempre que sean de colores vivos y alegres. Tampoco pueden faltar las plantas o flores para crear un mini jardín. Cuando se haga oscuro, puedes poner unas velas para darle mayor sensación de romanticismo. Una opción ecológica son las lámparas solares que nos proporcionarán luz de noche sin gasto alguno de energía.