esqueje-de-hoja-1
Cuando tenemos plantas que por sus características físicas son especialmente bellas, es conveniente reproducirlas de manera asexual. Existen varios métodos en función de la especie, como los acodos aéreos para los ficus y los esquejes de tallo para los rosales. Para las plantas carnosas de grandes hojas podemos utilizar el métodos que hoy presentamos, el esqueje de hojas.

Tomaremos como ejemplo la reproducción de la Begonia rex, si bien también es aplicable a la violeta africana (Saintpaulia) o a la peperomia. Esta begonia destaca por su follaje cubierto de brillantes y vetados colores que van desde los grises y negros, pasando por los rosas y rojos e incluso anaranjados.

Podemos escoger una hojas que acabe de troncharse o bien seleccionar aquellas que sean maduras pero no demasiado viejas, sin síntomas de plagas o enfermedades. Mantendremos los esquejes húmedos y protegidos de la luz intensa en todo momento.

esqueje-de-hoja-2
En primer lugar cortaremos límpiamente el peciolo de la hoja, sin desgarrar, lo más cerca de la base de planta. Una vez separada de la planta-madre procedemos a seccionar ese tallo lo más cerca posible de la hoja. Después habrá de realizar varias incisiones por la parte superior, atravesando los nervios principales de la hoja, de forma perpendicular a la dirección de los nervios.

esqueje-de-hoja-3
Prepararemos una bandeja suficientemente grande y la rellenaremos con compost húmedo. Después depositamos la hoja y espolvorearemos con hormonas de enraizamiento, para facilitar el proceso. Pueden usarse pequeños alambres, en forma de U, para que el viento no estropee todo nuestro trabajo.

esqueje-de-hoja-4
En pocas semanas empezarán a surgir plantas de los cortes que hicimos y comenzarán a hundir sus raíces en el sustrato.

esqueje-de-hoja-5
Cuando tengan unos cinco centímetros deben separarse de la hoja principal y transplantarse con mucho mimo a macetas individuales. Su exposición será a plena luz pero sin sol directo, en un lugar iluminado. Con riegos moderados y un abonado mensual tendremos nuestro nuevo ejemplar en relativamente poco tiempo.

La ventaja principal de este sistema es que no precisa de mucha habilidad ni espacio. Además no estropea el aspecto general de la planta de origen y aquello que obtengamos será un clon de nuestro espécimen.