Resistencia de las plantas al frío
El lugar en donde vayas a cultivar las plantas tiene mucha influencia en su posterior desarrollo y hay muchos factores como los diversos cambios de clima y las condiciones en el suelo que afectan a su crecimiento. El viento, la humedad y, especialmente el frío, determinan la calidad final del cultivo, así que al plantar vegetales debes tener en cuenta las características de las zonas en donde vas a realizar el cultivo y la resistencia de esas especies a los diversos cambios meteorológicos.

En España tenemos básicamente tres grandes zonas climáticas: mediterránea, subtropical y atlántica. Ésta última va desde Galicia hasta el Pirineo y se caracteriza porque sus veranos son frescos y sus inviernos suaves, además de que son zonas en las que llueve mucho. La zona mediterránea comprende el resto de la península y Baleares y destaca por la alternancia de épocas secas con veranos áridos y otras lluviosas que se registran en diferentes etapas del año y que la convierten en la zona más inestable climatológicamente hablando.

La última de las zonas es la subtropical, que se encuentra la zona costera desde Granada hasta Huelva y en las Islas Canarias, lugares donde el clima es más tropical y caluroso y es una zona muy buena para el cultivo de cualquier ejemplar de plantas exóticas. Para poder proteger las plantas del frío debes cubrirlas para así evitar el contacto directo con la escarcha. Reduce también el número de riegos, ya que el agua tarda más en secarse y si la riegas conservando agua de uno anterior pueden pudrirse las raíces, así que siempre que vayas a regar asegúrate de que no queda nada del riego anterior.

Si el tiempo de exposición al frío es muy prolongado, la planta probablemente no podrá recuperarse de sus efectos, así que mantenla en un sitio de temperatura media durante un tiempo para que no se estropee. Evita también que se encharquen con las lluvias y, sobre todo, con las granizadas, son fenómenos muy fuertes que pueden causar graves daños en la vegetación. Algo que puedes hacer, si te es posible, es trasladar las plantas al interior durante las horas de más frío del día.