Riego efectivo en verano
Como sabes, el verano es una época muy dura para las plantas. Y es que además de que durante esta estación la mayoría de las especies experimentan su ciclo de floración, tienen que enfrentarse a las altas temperaturas, a la acción de los rayos del sol y a los bajos niveles de humedad. Todo ello puede provocar que las plantas lo pasen mal, se sequen e, incluso, se mueran.

Sin duda, una de las claves para que las plantas tengan un verano estupendo es el riego, que debe ser abundante, especialmente en las regiones más secas. Además, si quieres conseguir un riego efectivo, hay que seguir una serie de recomendaciones.

Riegos profundos

El calor hace que el agua se evapore muy rápido, por lo que es necesario realizar riegos profundos. Para conseguirlo, lo mejor es echar el agua con lentitud, para suministrar una buena cantidad sin que el sustrato se encharque.

Riego efectivo en verano
También es recomendable crear microclimas en el jardín o en una terraza o balcón a través de la colocación de varias plantas en una misma maceta o muchos tiestos en la misma zona.

Horarios

Por otro lado, es importante respetar los horarios, que deben ser por la mañana temprano o tras haberse ido el sol, ya que regar en las horas de calor representa un derroche de agua debido a la evaporación. Además, se pueden dañar las plantas por culpa del efecto lupa.

Recipientes

Es buena idea colocar varios recipientes con agua para que al evaporarse transmitan humedad a los ejemplares. También se puede pulverizar agua sobre las plantas, siempre y cuando éstas lo toleren. En cuanto a las plantas en macetas, necesitarán más riego, ya que dependen de la limitada porción de tierra en la que se encuentran y del agua que se les eche.