Riego por surcos
Hace unos días escribí un artículo sobre el riego por inundación, hace más tiempo sobre el riego por aspersión y ahora le toca el turno al riego por surcos, muy aconsejable en los cultivos que son muy sensibles al exceso de humedad a causa del contacto directo del agua sobre los tallos y a través del surco. Decir que un surco es la hendidura que se realiza en la tierra para que el agua pueda pasar. Cuando se tapona temporalmente el extremo del surco se consigue retener el agua el tiempo que se necesite para conseguir el riego deseado. Estas son sus características:

- El riego por surco es en realidad una variante del riego por inundación, aunque limitada a lo que quepa en el surco y sin llegar a cubrir el caballón. Se hace desde la parte de las raíces hacia arriba para evitar daños en los tallos o en los frutos que se quiere cultivar a causa del contacto directo con el agua. Estos surcos suelen tener forma de V o de U, con una dimensión que va de los 25 a los 80 centímetros de altura, y la distancia entre surco y surco dependerá del tipo de maquinaria que se vaya a utilizar.

- Es un riego muy recomendable cuando las plantas son reptantes o de poca alzada y con el fruto pegado al suelo, como suelen ser las calabazas, melones o tomates. También lo es cuando la plantación se realiza en hileras, como en el caso de la lechuga, las patatas o el maíz.

- En los jardines grandes se recomienda únicamente para las zonas donde el cultivo lo requiera y se hará echando el agua a los surcos con una mangera. En este caso la recomendación del riego por surcos sería o porque algunas plantas son muy sensibles a la botritis (putrefacción del cuello) o porque el riego de mangera sea más cómodo y útil si se hace de esta forma.