Saponaria, una planta ideal para limpiar tu casa
¿Sabías que la saponaria es ideal para limpiar tu casa? Dicho así, quizá suena un poco raro, pero lo cierto es que esta planta es conocida desde hace milenios por su capacidad para generar espuma y su poder limpiador, por lo que ha sido muy empleada en la creación de productos de limpieza, higiene y belleza. Es por estas propiedades que también es conocida por otros nombres relacionados con la limpieza como jabonera, hierba jabonera o flor de jabón.

En realidad, saponaria es el nombre de un género que incluye una veintena de especies originarias del sur de Europa y del sudeste asiático, aunque hoy también se encuentran en el continente americano. La más conocida de ellas es la saponaria officinalis. ¿Te apetece conocerla más a fondo?

Saponaria, una planta ideal para limpiar tu casa

Detalles generales de la planta

Se trata de una planta herbácea perenne que no supera los 60 centímetros de altura. Cuenta con rizomas, un tallo erecto y robusto y hojas lanceoladas. Por su parte, las flores puedes ser blancas, violetas o rosadas.

Fácil de cultivar

La saponaria es una planta bastante fácil de cultivar, ya que no requiere demasiados cuidados. Lo que sí que necesita es bastante humedad, por lo que debe regarse regular y frecuentemente, siempre con cuidado de que no se encharque. También, necesita ser cultivada en un suelo fresco, profundo, algo arenoso y, si puede ser, abonado cada dos semanas con extracto de algas durante el periodo de floración.

Además, después de la floración conviene podarla para que se regenere con rigor. En cuanto a la luz, lo mejor es que reciba de manera directa los rayos de sol.

Saponaria, una planta ideal para limpiar tu casa

Propiedades curativas

Si creías que las únicas propiedades que se le atribuían a la saponaria estaban relacionadas con la limpieza, estabas muy equivocado. Esta planta también cuenta con una serie de propiedades medicinales, sobre todo en cuanto al cuidado y curación de problemas de la piel. Por si fuera poco, también se usa en la industria farmacéutica para la fabricación de medicinas expectorantes.