Señales que indican la falta de riego en tus plantas
Es muy habitual encontrarse con que alguna de nuestras plantas que tanto queremos y cuidamos comienza a secarse. Uno de los motivos es que, en ocasiones, regamos las plantas de manera superficial, por lo que las raíces de las plantas no llegan a absorber esa agua, por lo que tienen que profundizar aún más dentro del suelo para obtener la humedad que necesitan.

Ten en cuenta que las raíces extraen nutrientes de la tierra y el agua permite que estos nutrientes sean absorbidos por la planta. Por eso, si no hay agua suficiente, la planta no tendrá nutrientes suficientes para vivir sana. Por este motivo, es esencial proporcionar un riego profundo y constante. Para echarte una mano con el tema, a continuación vamos a hablarte de las señales que indican la falta de riego en tus plantas.

Marchitarse

Una señal inequívoca de que tus plantas necesitan más riego es que éstas comiencen a marchitarse. Si no reciben el agua que necesitan, sufrirán estrés y caerán rápidamente. Debes saber que hay variedades más tolerantes a la sequía, ya que tienen raíces más profundas como, por ejemplo, los tomates y los tubérculos. En cambio, los apios, lechugas, calabazas o pimientos son muy sensibles a la falta de riego.

Señales que indican la falta de riego en tus plantas

Otras señales

Otros síntomas de que tus plantas necesitan más agua son los siguientes: que las plantas parezcan pequeñas y su crecimiento sea muy lento; que las plantas no produzcan muchos frutos, semillas o brotes; que estén enfermas; que tengan un color amarillento o pálido en lugar de un verde brillante.

Observacion

Para darse cuenta de las señales de las plantas es importante tener tiempo cada día de observar y cuidar las plantas. Además, debes tener en cuenta que los trasplantes jóvenes necesitan un poco de agua todos los días donde no hay lluvia. Una vez maduras, las plantas pueden ser regadas una vez a la semana o cuando veas que el suelo está seco.