Síntomas de carencias de nutrientes en las plantas
Los nutrientes son indispensables para que las plantas, árboles, arbustos o cualquier cultivo puedan desarrollarse correctamente. Una mala aplicación de éstos puede hacer que la planta se debilite, se estropee e incluso se muera, así que es un tema al que hay que prestar mucha atención para poder sacarle el máximo partido a cualquier cosa que plantemos.

Hoy me gustaría centrarme en las carencias de nutrientes y en lo que pueden provocar. La carencia es cuando una planta no recibe uno o más de los 13 nutrientes esenciales para poder sobrevivir, que son nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, azufre, magnesio, hierro, zinc, manganeso, cobre, boro, cloro y molibdeno. Si alguno falta o no está en la cantidad indicada, la planta lo pasará mal.

Clorosis

La clorosis férrica es una de las deficiencias más habituales, y suele darse cuando la carencia es de hierro. Si se da, las hojas se volverán amarillas pero los nervios serán verdes. La clorosis también puede deberse a la carencia de un nutriente diferente al hierro, así que hay que aprender a saber cuál es ya que si piensas que es hierro y lo aumentas pero no lo es, no habrás solucionado nada.

Tipo de suelo

Si las hojas son nuevas y amarillean, la carencia será de hierro, zinc, manganeso o hierro, mientras que si las hojas son viejas el problema estará en el fósforo, nitrógeno, potasio o magnesio. Si el suelo es ácido tenderá a tener carencia de calcio, fósforo, magnesio, molibdeno y boro, así que hay que aplicar un fertilizante que los contenga en mayor cantidad.

Síntomas de carencias de nutrientes en las plantas
Cada tipo de suelo es mejor o peor para alguno de los nutrientes esenciales, un dato que hay que tener muy en cuenta para aumentar la cantidad de esos nutrientes y así evitar que se estropee lo que hayamos plantado. En el caso de suelos alcalinos, suelen faltar nutrientes como potasio, zinc, hierro o manganeso. También lo detectarás porque las hojas de las plantas se vuelven amarillas, y lo puedes corregir aumentando la cantidad de esos nutrientes.