Sistema de riego con agua gelificada
¿Has oído hablar del sistema de riego con agua gelificada? ¿No? Pues se trata de la solución ideal para aquellos que se olvidan de regar regularmente sus plantas, para los que permanecen días fuera del hogar, para los momentos de vacaciones o para los cultivos jóvenes y las variedades de altas exigencias hídricas.

El sistema de riego con agua gelificada es una técnica de autorriego que asegura una humedad constante de la tierra de canteros, macetas y jardineras sin demasiada interacción. Además, permite un ahorro considerable de agua de riego (hasta un 40%). ¿Quieres conocer más detalles sobre esta nueva técnica?

Sistema de riego con agua gelificada

Kit de agua en gel

Como puedes imaginar, para realizar este tipo de riego se necesita agua en gel, un producto que encontrarás en viveros y centros especializados. El kit consiste en un sustrato de hidrocontrol que incluye un tubo de plástico, una tapa y el agua en gel, que puede encontrarse en dos formatos: listo para usar o seco. En el segundo caso deberás hidratarlo primero con agua templada o fría, dependiendo de lo que indiquen las instrucciones.

Cómo instalar el sistema de riego de agua gelificada

Una vez tengas el kit en tus manos, podrás proceder a instalar el sistema. Para ello tendrás que hacer un agujero en la maceta para poder meter el tubo, que deberá estar fuera de la tierra unos 2 cm por encima de la superficie. A continuación tendrás que colocar dentro del tubo el agua en gel y poner la tapa para evitar que haya contaminación en el gel. Cuando llegue la hora de cambiar el agua en gel, deberás comprar un recambio. Por su parte, el hidrocontrol posee polímetros que optimizan el mantenimiento de la humedad en la tierra.