soluciones-urgencia-1

Las plagas y enfermedades, el paso del tiempo o un riego equivocado pueden provocar problemas en nuestras plantas. No siempre estamos suficientemente atentos a los cambios y dificultades por las que pasan y en ocasiones deberemos reaccionar lo antes posible, aunque sea como solución temporal. En otras ocasiones no disponemos de los materiales más apropiados para actuar pero con un poco de imaginación se pueden conseguir resultados aceptables.

soluciones-urgencia-2

El roce continuo, si las plantas están situadas en pasillos o entradas, las corrientes de aire, la sequedad ambiental o el sol directo, pueden provocar el amarronamiento de las hojas. No hay que dudar en recortarlas con tijeras afiladas en la parte verde, a unos milímetros de la zona marón. Así conseguiremos detener la desecación.

soluciones-urgencia-3

Si nuestra vivaces han perdido lozanía y desbordan el recipiente que las contiene podemos salvarlas siguiendo estos pasos: retiramos las plantas de la maceta y dividimos las matas viejas, dejando en el tiesto sólo las más vigorosas. Las demás pueden plantarse en otro recipiente para recuperarlas.

soluciones-urgencia-4

Si nos hemos pasado con el riego y el tiesto de la planta rezuma agua la sacaremos enseguida de la maceta y envolveremos el cepellón con un papel absorbente, por ejemplo el de cocina. Colocaremos la planta en un lugar cálido e iremos cambiando el papel hasta que el compost esté seco del todo.

soluciones-urgencia-5

Nuestras plantas de interior pueden presentar tallos larguiruchos o dañados y hojas sin brillo si no reciben la luz que necesitan. Para que no se tuerzan buscándola giraremos a menudo la maceta. Esta operación se realiza cada 15 días, con un cuarto de vuelta y asegurándoles siempre suficiente iluminación. En cuanto tenga flores dejaremos de girarlas, ya que pueden verse afectadas con facilidad.

soluciones-urgencia-6

Si, al contrario, hemos olvidado regar una planta durante unos días el sustrato puede estar completamente deshidratado. Aún podemos salvar el ejemplar introduciendo el cepellón en un recipiente con agua hasta que dejen de salir burbujas. Al mismo tiempo pulverizaremos sus hojas y eliminaremos todo el material seco.

soluciones-urgencia-7

Los productos fitosanitarios son grandes aliados para recuperar las plantas enfermas. Pero para aprovechar al máximo su poder hay que seguir unas normas: si el ejemplar está en el exterior no aplicaremos el producto en un día con viento o lluvia, ya que su efecto disminuirá; para mejorar su eficacia después de rociarlos cubriremos la planta con un film plástico durante dos días.

soluciones-urgencia-8

La falta de riego y de alimento hace que nuestras plantas se marchiten. Sus hojas se vuelven marrones y caen al suelo, los tallos aparecen despoblados y en general presenta un mal aspecto. La solución más rápida es pinchar el sustrato y levantar la primera capa para eliminarla. Luego añadiremos compost nuevo junto con un abono de liberación lenta y agua.