Soluciones económicas para el cuidado del jardín
Riego, abono, productos contra plagas y enfermedades, continuo mantenimiento … a pesar de que se convierte en una auténtica pasión para muchas personas, mantener el jardín hermoso no es algo fácil ni económico precisamente.

No obstante, hay muchas cosas que puedes hacer para ahorrarte algunos gastos en el jardín. Si quieres descubrir algunos de ellos toma nota de lo que te contamos y comienza adapartarlos al cuidado de tus plantas.

– Riego: Es importante aprender cuáles serán las técnicas que permitan que el riego quede aprovechado al máximo. Además de utilizar sistemas como el riego por goteo o por aspersión y de regar tu jardín por la noche (el agua no se evapora tan rápido), otra opción práctica es reutilizar el agua ‘limpia’ que se desaprovecha de tu hogar.

– Malas hierbas: No es que eliminarlas te ayude a ahorrar de forma directa, pero sí que evitará que las mismas absorban parte del agua y los nutrientes que tu aportas para el desarrollo de las plantas que de verdad te interesan.

– Abono ecológico: Los hay de muchos tipos, todos ellos realizados a partir de desechos vegetales o animales como cáscaras de huevo, huesos de animales, piel y huesos de frutas, café, etc. Solo debes hacer una primera inversión para hacerte con las herramientas necesarias y tendrás abono sin coste durante toda la vida.

– Iluminación: Para cuando la luz solar desaparezca y necesites iluminar tu jardín con fuentes artificiales te proponemos utilizar sistemas que aprovechen la energía solar, pues a pesar de que al principio puede suponer un gasto a largo plazo es toda una inversión.

Y tú, ¿ya estabas llevando a cabo alguno de los anteriores consejos?