Soportes para plantas trepadoras
Las plantas trepadoras son las especies que tienen un crecimiento totalmente vertical o ascendente y en espiral. En el jardín, se pueden escoger tres sitios para colocarla: en la pared (la zona más común), sobre una valla o, incluso, en los propios muebles de exterior. Al tener este tipo de crecimiento, se recomienda que tengan un soporte o guía para que puedan ir sujetándose a medida que van creciendo.

Así, al hablar de los soportes para plantas trepadoras nos referimos, como su propio nombre indica, a los elementos que les permiten sujetarse sobre ellos para poder trepar espontáneamente o que posibilitan al jardinero sujetar las plantas trepadoras sobre el soporte para poder mantenerlas erguidas. Te hablamos sobre los diferentes tipos de soporte a continuación.

Alambre hortícola

Uno de los soportes más usados para sujetas a las plantas trepadoras es el alambre hortícola, que consiste en colocar alcayatas en el soporte que servirá de guía y sujeción y luego pasar el alambre por las mismas a la vez que va rodeando el tallo del ejemplar. En el mercado se encuentra el mismo alambre pero recubierto de plástico, lo que lo hace más resistente y se puede disimular.

Soportes para plantas trepadoras

Anillas

Por otro lado encontramos las anillas, que pueden ser de diferentes diámetros y se utilizan para fijar el tallo a cañas o estacas. Su mayor ventaja es que son muy fáciles de colocar.

Ligaduras

También se puede recurrir a las ligaduras, aunque éstas están más bien indicadas para árboles que necesitan una estaca como soporte. Son fuertes y resistentes y se adaptan al tamaño del tronco.

Cordel de jardinería

También queremos hablar del cordel de jardinería, que sirve para realizar cualquier tipo de ligadura.