Sustratos para los cactus
Esta semana estoy escribiendo varios artículos sobre los cactus y los cuidados que necesitan para poder desarrollarse correctamente y poder sacarles el máximo partido. Hoy me gustaría centrarme en el sustrato que mejor les va en cada ocasión, así que toma nota de los sustratos para cactus y así pondrás el más adecuado según sus circunstancias:

– Tierra: si no controlas mucho el tema de los sustratos, en los centros en los que los venden encontrarás un sustrato que ya viene preparado y es que es tanto para cactus como para cualquier otra planta Suculenta. Se le suele llamar “tierra para cactus” y la única pega que tiene es que viene poco abonado pero añadiendo un poco de fertilizante mineral será perfecto.

– Mezcla propia: una muy buena opción, especialmente si tienes conocimientos en la materia. Tiene que ser un sustrato suelto, poroso, aireado y que no retenga mucho el agua para que no se encharque. La mezcla ideal es aquella que tenga 50% de arena (preferiblemente de río) y otro 50% de turba negra y algunas bolitas de corcho blanco. Añade un poco de fertilizante de lenta liberación granulado.

– Mezcla hortícola: otra buena opción, también muy utilizada, es hacer una mezcla clásica hortícola formada por un tercio de tierra de jardín, un tercio de arena gruesa y un tercio de turba (en su lugar puede ser mantillo de hojas). Puedes añadir un poco de carbón vegetal para evitar que aparezcan hongos.

– Sustrato para multiplicación: si quieres el sustrato para la multiplicación de cactus, lo mejor es hacer una mezcla con arena y turba a partes iguales. Para espejes, lo mejor es una mezcla que tenga 2 tercios de arena fina y uno de turba.