Consejos para crezca el bambú de la suerte
A muchas personas les gusta tener en su hogar el bambú de la suerte, pero también los puedes encontrar en oficinas, en escritorios, en empresas… prácticamente en toda partes. Una parte importante del Feng Shui consiste en que las plantas de bambú atraen la buena suerte y la fortuna, sobre todo si esta planta se da cómo regalo. También ayuda a aquellas personas que tienen una reputación bien ganada para hacerla indestructible.

Son tallos duros que pueden sobrevivir con poca agua y con muchas condiciones de luz. Incluso si eres una persona dejada y se te olvida cuidar tu planta de bambú, debes saber que vivirá mucho tiempo incluso en malas condiciones antes de que muera del todo. La gran mayoría de plantas de bambú de la suerte suelen encontrarse en Taiwan o en China.
Seguir leyendo

Decoración de jardines con bambú
El bambú es excelente opción no sólo para decorar los interiores de los hogares, sino también para decorar los jardines. El bambú aportará estilo, relajación y una personalidad única a la decoración de tus jardines. Además esta planta es especial para conseguir que un jardín se convierta zen e incluso puede ser estupendo para espacios minimalista. La realidad es que el bambú si se utiliza con acierto, puede ir bien a muchos tipos de decoración.

Si no sabes cómo decorar tu jardín con esta estupenda planta no te preocupes porque hoy quiero darte algunas ideas. Estas ideas pueden ayudarte a saber cómo quieres exactamente esta planta en tu jardín o quizá te ayuden a encontrar la inspiración que necesitas para crear en tu jardín un lugar único para tu descanso y tu contacto con la naturaleza.
Seguir leyendo

Cultivar bambú de la suerte
El bambú de la suerte también se conoce como dracaena sanderiana, planta que no puede faltar en un hogar, puesto que el Feng Shui considera al bambú como una planta que trae buena suerte, ya que facilita el tránsito del flujo de la energía positiva en la casa y da energía a las personas que están dentro de ella. Puedes cultivar tu propio bambú de la suerte en sencillos pasos y disfruta de sus propiedades.

Cultivar bambú de la suerte
Corta un tallo de unos diez centímetros de largo con un par de hojas de una planta de bambú de la suerte.

Cultivar bambú de la suerte
Prepara un sustrato poroso, mezclando la misma cantidad de turba que de arena de río. Llena una lata de conserva hasta la mitad.
Seguir leyendo

Cultivar bambú
Cultivar bambú está muy de moda hoy en día, no sólo lo podemos ver en los jardines japoneses. Si quieres hacerlo tú también, conviene que tengas en cuenta una serie de aspectos importantes que tienen que ver con los siguientes factores:

Suelo

Un suelo bien aireado y poco ácido hará que el bambú pueda crecer en mejores condiciones. Tiene que drenar rápidamente y al mismo tiempo tiene que retener la humedad. No es bueno tener un suelo empapado, pues eso impedirá que el aire llegue hasta las raíces. Si el suelo que tienes es arcilloso, tendrás que añadir arena o algún material orgánico. Para que las raíces tengan el espacio suficiente para expandirse, se deberá cultivar a unos 5 o 6 metros de profundidad.

Fertilizantes y abonos

Es muy bueno colocar mantillo alrededor de la planta de bambú para que actúe como capa aisladora. Es bueno que el nivel de humedad sea importante, tanto para evitar sustos ante heladas, como para el caso contrario, cuando hace mucho calor. El mantillo será crucial en la aportación de nutrientes.

La mejor etapa para abonar es cuando los nuevos brotes se están formando debajo de la tierra. Todo ello también depende del clima, lógicamente. Normalmente se suele hacer de febrero a abril.

Temperatura y luz

Esto depende de la especie de bambú. La mayoría prefieren sombra aunque no siempre es así. Las especies tropicales prefieren más el sol, aunque siempre hay que tener en cuenta que necesitan más riego.

Riego

Con una vez a la semana puede ser suficiente. Como hemos dicho en el apartado anterior, a mayor calor mayor tiene que ser la frecuencia del riego. La tierra siempre tiene que estar húmeda, lo que nos permitirá a la vez mantenerla alejada de los insectos.

Poda

Las partes secas o muertas del bambú se tienen que podar para que pueda aprovechar mejor los nutrientes que harán que crezcan los tallos nuevos. Esto también favorecerá la penetración del sol, lo que puede hacer que surjan nuevos brotes.