Cómo prevenir la botritis en las plantas
Las plagas y enfermedades son el principal problema con el que nos encontramos a la hora de hacer cualquier cultivo o plantación, ya que si no sabemos prevenirlas o controlarlas, lo que hayamos plantado puede morirse rápidamente. Entre las muchas plagas que una planta puede sufrir, la botritis es una de las más peligrosas, plaga provocada por un hongo que tiene presencia especialmente cuando hay humedad o bajas temperaturas.

Aunque no te puedo asegurar al 100% que con los consejos de este artículo puedas prevenir este hongo, lo cierto es que si los sigues conseguirás una prevención muy importante, y el porcentaje de riesgo será mucho menor. Es un hongo que puede hacer muchísimo daño, así que hay que prestar atención a sus síntomas para, si no hemos podido evitarlo, al menos actuar lo más rápidamente posible. Toma nota:
Seguir leyendo

danos-flores-1

La mayoría de las plantas, incluidos muchos árboles y arbustos, emiten flores. De hecho, muchas veces el fin de su cultivo es disfrutar de sus floraciones, que se caracterizan por colores vivos y alegres. Hay flores casi en toda la gama de colores, pero puede ocurrir que los tonos aparezcan interrumpidos, rayados, descoloridos, sin brillo o con manchas oscuras. Las causas pueden ser plagas como los trips, enfermedades causadas por hongos del tipo moho gris, bacterias y virus y hasta déficit de ciertos nutrientes como el potasio. Lo importante es averiguar el origen y ponerle remido para que el jardín recupere su color.

danos-flores-2

Los virus son partículas infecciosas cuya trasmisión se puede realizar por semillas, injertos, heridos, plagas…. Entre los daños que provocan están las pérdidas de valor estético; las flores pierden color y los tonos están rayados o veteados. La virosis puede afectar a muchas plantas floridas, no se puede curar. Lo mejor es tirar las especies enfermas para evitar que infecten a otras.

danos-flores-3

Las flores, sobre todo de frutales como manzanos y perales, pueden aparecer débiles y descoloridas por déficit de potasio. Suele ocurrir en terrenos ricos en greda o turba. El potasio es necesario para la formación de raíces, protege a las plantas de la desecación y de daños por heladas. Hay que mejorar la textura del suelo, añadiendo posos de café o estiércol de vacuno y cerdo. También se puede optar por algún fertilizante rico en potasa. Hay que tener en cuenta que un exceso de potasio provoca retrasos en el crecimiento y carencia de magnesio y calcio.

danos-flores-4

Los trips, de los que hay varias especies, son insectos de 1 milímetro de largo y de color amarillento pardo-negruzco. Aparecen en ambientes cálidos y secos, donde se reproducen con facilidad, succionan la savia y penetran en los botones de las flores sin abrir. Provocan manchas blancas en los pétalos y pérdida de color que puede ser severa. Los ataques graves impiden que los pimpollos se abran. Para recuperar las especies afectadas hay que aumentar la humedad atmosférica circundante.

danos-flores-5

La botritis o moho gris es un hongo que surge en tiempo lluvioso y húmedo o como consecuencia del riego excesivo y la falta de ventilación. En las flores aparecen manchas oscuras y un desarrollo fúngico gris y velludo. Si no se ataja a tiempo la flor se pudre, por lo que se recomienda utilizar fungicidas.

danos-flores-6

Los micoplasmas son microorganismos unicelulares difundidos por pulgones y otras plagas. En las clemátides, los síntomas son similares a los causados por las heladas, pero las flores dañadas no son reemplazadas por otras. No hay forma de erradicar este mal, se debe sustituir las especies infestadas por otras nuevas.