La plaga de hormigas en las plantas
Como sabes, al llegar la primavera se despiertan de su letargo muchos insectos, ácaros y hongos dispuestos a alimentarse de las plantas de tu jardín y huerto. Por eso, es importante que aprendas a prevenir y controlar sus ataques.

Uno de los animales más peligrosos para tus plantas son las hormigas. A continuación te contamos cómo reconocer la plaga de estos insectos, a qué plantas afecta y cómo controlarla y prevenirla. ¿Estás listo? ¡Pues allá vamos!
Seguir leyendo

proteger las plantas de las hormigas
Las hormigas son tremendamente dañinas para el jardín, ya que suelen presentar un comportamiento defoliador increíble. Entre otras cosas, la presencia de las hormigas provoca la multiplicación de otros insectos nocivos (se dedican a transportar los brotes de pulgones, cochinillas y mosca blanca) y hacen que las plantas tengan problemas para florecer y reproducirse.

Por eso, hoy en Jardín Plantas queremos darte algunos cuantos trucos para que protejas a tus plantas de las hormigas. Y es que ya sabes lo que dicen, ¿verdad? ¡Más vale prevenir que curar!
Seguir leyendo

Cómo lograr que las hormigas no se coman tus plantas
¿Estás cansado de que los insectos muerdan esas plantas y flores que tanto cuidas? Pues entonces no pierdas detalle de lo que vamos a contarte a continuación, especialmente si los animales que están haciéndote la vida imposible son las hormigas.

De hecho, una de las plagas más comunes son las formadas por las laboriosas hormigas. Por eso, hoy queremos darte algunos consejos para que consigas que estos animales no vuelvan a morder tus plantas. ¿Preparado? ¡Pues allá vamos!
Seguir leyendo

Borderea chouardii, una planta tropical que sobrevive en el Pirineo gracias a las hormigas
¿Cuántas veces has intentado eliminar a las hormigas del jardín? Pues bien, ahora han descubierto que una planta del Pirineo sobrevive gracias a ellas. Se trata de la borderea chouardii, un tipo de planta tropical en peligro de extinción y considerada prioritaria por la Directiva de Hábitats de la UE, que vive en las grietas de paredes verticales de varios metros de altura y cuya única población en todo el mundo fue descubierta en la década de los 50 en el Pirineo aragonés.

Esta planta solo crece a 850 metros de altitud en paredes verticales de roca en un área escarpada de menos de un kilómetro cuadrado. Su inaccesibilidad ha contribuido a su supervivencia a lo largo de millones de años ya que ha estado lejos de la competencia de otras especies, y de herbívoros, entre otros. Pero los científicos se han cuestionado sobre su reproducción.
Seguir leyendo

Eliminar las hormigas del jardín
Ni en el parque, ni en casa, ni en el jardín: las hormigas son esos pequeños seres que más allá de las ilustraciones y los dibujos animados no despiertan demasiada simpatía en la mayoría de nosotros.

Especialmente cuando estos ‘insectos sociales’ se entrometen en la belleza y salud de nuestros cuidadísimos jardines. Si te preocupan las hormigas o si de hecho tu jardín está atravesando una molesta plaga de las mismas atiende a lo que te contamos y aprende cómo combatirlas.
Seguir leyendo

trucos-contra-hormigas

Es cierto que las hormigas negras, rojas o amarillas ocasionan pocos daños. Pero no podemos subestimarlas, ya que pueden atacar a los semilleros de casi todas las plantas anuales, las vivaces pequeñas y la pradera de césped. Son fáciles de detectar, los síntomas de su presencia son evidentes ya que las plantas crecen despacio y pueden marchitarse al quedar dañadas sus raíces. Además, surgen montones de tierra que incluso sepultan a los ejemplares de desarrollo rastrero.

Su gran objetivo es el césped, donde las de color amarillo se dedican a llevar tierra a la superficie mientras construyen el hormiguero o agrandan sus nidos. El problema de los montones de tierra no es solo estético ya que afecta también a la siega. Además, cuando hagamos la siembra del nuevo césped las hormigas desenterrarán las semillas para llevarlas a sus hormigueros, lo que hará que la germinación no sea homogénea. Por eso, antes de sembrar, repartiremos unas cuantas semillas por el terreno y observaremos dónde las trasladan. Una vez descubierto su refugio incorporaremos una granulado antihormigas. Si no resultan excesivamente molestas puede bastar con blindar las semillas con insecticida, para que no las recojan.

A las hormigas les encanta el azúcar, de ahí que uno de sus aliados sea el pulgón. La melaza que segrega es tan apreciada por las hormigas que llegan a tener granjas de pulgones a los que protegen de otros enemigos. Podemos usar esto a nuestro favor para detectar a los pulgones, ya que a veces son difíciles de ver. Sin embargo existen otras especies con las que las hormigas no se llevan tan bien, como algunas avispas parásitas, las larvas de mariquitas y moscas neuróteras, y sobre todo la hormiga león.

Aparte de utilizar productos químicos para combatirlas podemos recurrir a algunas plantas que ayudan a proteger el jardín y el huerto de esta plaga. El cultivo de espliego, lavanda, tomillo, mejorana y caléndula las ahuyenta, de la misma forma que si cubrimos la zona afectada con hojas de tomate o helechos. Podemos probar a esparcir en torno a los hormigueros, y dentro de ellos, algas cálcicas, trampas de miel y agua caliente. En los troncos de los árboles aplicaremos una barrera de material pegajoso húmedo no tóxico, para evitar su paso.