Las plagas más comunes en las hortensias
Cuando tienes plantas, árboles o cualquier cultivo, uno de los aspectos que más tienes que vigilar es la aparición de plagas, ya que pueden causar estragos en cualquier ejemplar e, incluso, matarlo. Las plagas son comunes en muchas plantas, y hoy me gustaría escribir sobre las que pueden afectar a las hortensias, sin duda una de las más bonitas que puedes cultivar.
Seguir leyendo

Variedades de hortensias
Las hortensias son una de las plantas que más florecen durante el verano, consiguiendo con ello un aspecto realmente espectacular. Existen muchas variedades, con lo que podrás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y, especialmente, a las características de la zona en la que vivas, así podrás sacarle el mayor partido.

Cada variedad de hortensia tiene sus características, como por ejemplo el tamaño, la forma o el color, así que la su elección también dependerá de lo que más te apetezca tener para decorar. Toma nota de las principales variedades de hortensia:
Seguir leyendo

Cambiar el color d las hortensias
Si eres un amante de la jardinería a la vez que un ávido observador habrás apreciado en alguna ocasión que las hortensias son capaces de crecer en una gran variedad de colores incluso creciendo en el mismo suelo.

Este extraño fenómeno no se da por arte de magia ni por un capricho de la madre naturaleza, sino más bien a las características del entorno de la planta que le influyen de manera directa.

Rosas, blancas, azules, violetas… ¿Cómo conseguir el color deseado? Prueba con lo que te contamos en este artículo y quizá logres que las plantas florezcan a tu gusto.
Seguir leyendo

Cuidados de las hortensias
Las hortensias son unos arbustos en flor muy conocidos originarias de América del Norte y América del Sur y que algunas especies han llegado a alcanzar los 4 metros de altura en su hábitat natural, aunque estando en maceta no suelen llegar al metro de altura. Son unas flores preciosas que tienen una limitada vida de interior pero que cuando en primavera y verano las sacas al jardín le dan un aire maravilloso. Veamos cuales son los cuidados de las hortensias:

– Luz y ubicación: necesitan abundante iluminación o sus hojas se volverán amarillas, pero ten cuidado de que los rayos del sol no le den directamente ya que se quemarían.

Seguir leyendo

Las hortensias, reinas del jardín
Estamos tan acostumbrados a ver hortensias en nuestros jardines que nos parecerá curioso saber que son oriundas del Japón, donde alcanzan proporciones arbóreas, con alturas de entre 3 y 4 metros. Aquí sólo crece hasta poco más de metro y medio.

Es una planta bellísima, sobretodo por sus colores, los cuales no se deben a las flores. En realidad, la hortensia tiene unas flores blancas diminutas; lo que ocurre es que cada flor se rodea de una especie de “pétalos” llamados brácteas, que son los que le dan el color a las inflorescencias: blanco, lila, azul, rosa claro, fucsia…

Las hortensias, reinas del jardín
Vale la pena tener hortensias en nuestro jardín; no me cansaré nunca de alabar su capacidad de adornar cualquier rincón. Sin embargo hay que seguir una serie de recomendaciones:

1. Es una planta acidófila, es decir, le gustan los suelos ácidos, con un pH menor de 7. Siempre podemos modificar el pH de nuestro suelo, pero si no es muy alcalino o calizo las hortensias prosperarán, con la particularidad de que las inflorescencias serán de color rosado. En suelos ácidos adoptan tonos azules.
2. Si le afecta la alcalinidad del suelo, puede sufrir de clorosis ferrosa, es decir, amarilleo de las hojas por falta de hierro. Se abonará la tierra adecuadamente con sulfato de hierro, si es que no podemos cambiar su pH sin dañar a la planta.
3. Nunca regaremos con agua calcárea, que lo que hará es alcalinizar el suelo, justo lo contrario de lo que queremos. Utilizaremos agua con poca cal o agua de lluvia. Si no hay más remedio, podemos bajar el pH del agua calcárea con ácido cítrico.

Las hortensias son plantas caducas. Precisamente cuando pierden la hoja es recomendable podarlas, aunque si el clima es frío hay que esperar a que acaben las heladas. Nunca hay que podar las ramas nuevas, de ese año, pues de ellas saldrán las flores. Las ramas que han florecido se acortan un tercio y las más viejas se cortan casi de base, para que nazcan ramas nuevas que darán más flores.

Hay que situar las hortensias en semi-sombra y regarlas casi a diario entre primavera y otoño; en invierno basta con una vez cada 15 días. Aguanta temperaturas de hasta -5 grados, pero si hiela mucho le costará florecer al año siguiente.