Ideas de iluminación al aire libre
Si tienes un jardín, una terraza o un balcón será una buena idea que te centres en cómo iluminarlo para conseguir los mejores efectos en tu jardín. Una buena iluminación hará que tu zona exterior sea más elegante y práctica, puesto que al llegar la noche podrás disfrutarla igualmente. Además, si sabes escoger la iluminación adecuada, podrás tener la luz dependiendo del ambiente que quieras crear. Por ejemplo, no es lo mismo la iluminación para una fiesta que para una velada íntima.

Por eso, hoy quiero darte algunas ideas de iluminación, de este modo podrás decorar dependiendo del momento. No dudes en seguir leyendo porque podrás inspirarte y conseguir unas buenas formas para iluminar tu jardín.
Seguir leyendo

Cómo iluminar un espacio al aire libre
Aunque ya haya pasado el verano aún podemos disfrutar de buenas temperaturas y sigue siendo una excusa estupenda para poder disfrutar del aire libre en nuestro propio hogar. ¿Por qué no aprovechar al máximo y mediante la iluminación tu espacio al aire libre? Quizá pienses que no tiene sentido porque si es un espacio al aire libre siempre tiene buena iluminación, pero esto no es del todo así.

Si tienes un pequeño balcón o un patio enorme, la luz que añadas mejorará tu espacio enormemente, sobre todo cuando llega la noche y la luz natural desaparece. Te voy a dar algunos mensajes para poder crear un ambiente adecuado al aire libre y disfrutar de muchas tardes y noches en tu patio, terraza, balcón o jardín con tus amigos, familia o contigo mismo. Lo ideal es combinar tres tipos diferentes de iluminación, ¿quieres saber a qué me estoy refiriendo?
Seguir leyendo

Ideas para iluminación de tu jardín
Iluminar el jardín es más importante de lo que parece cuando es de día. Un jardín es imprescindible que esté bien iluminado para cuando llega la noche y quieras estar en tu jardín para pasar tiempo a solas o en compañía en las calurosas noches de verano o quizá cuando prefieras o tengas que hacer algo en el jardín cuando no haya sol en el cielo.

Además la iluminación te ayudará a que tu jardín sea más cálido y acogedor, algo imprescindible para tener un jardín en buenas condiciones y para que te transmita alegría y bienestar emocional. Si quieres algunas ideas para poder tener una buena iluminación de tu jardín, sigue leyendo porque seguro que encontrarás la inspiración que necesitas para que tus plantas se vean las 24 horas preciosas.
Seguir leyendo

Tipos de lámparas para el jardín
Si tienes la suerte de tener un jardín en tu hogar seguro que sabrás la importancia que tiene mantenerlo en buenas condiciones durante todo el año para que de este modo puedas disfrutarlo en cuanto llegue el buen tiempo, por lo que la decoración se vuele muy importante. Pero además de mantenerlo en buenas condiciones y de tener una decoración acorde a tu vida y a tu estilo de vida, también toma mucha importancia la iluminación, por lo que las lámparas para el jardín tomarán un gran protagonismo.

Por eso hoy te quiero hablar sobre la iluminación para tu jardín y algunos de los tipos de lámparas que podrás encontrar hoy en día en el mercado, ya que la iluminación ha ido cambiando a lo largo de los años por lo que existen modelos mucho más sofisticados con luces que se regulan, ecológicas, que no se calientan, etc.
Seguir leyendo

Cómo iluminar el jardín
Estamos en verano y sin duda es la época del año en la que más rendimiento se le saca al jardín y a cualquier espacio exterior que tengas en tu hogar. El jardín es la zona más bonita de todas cuantas puedas tener en tu casa, además de que es la que mejores ratos pasarás ya sea por darte un baño en la piscina o por pasar ratos de descanso leyendo o relajándote tomando el sol.

El jardín es un espacio que también puedes utilizar muchísimo por las noches, especialmente si te gusta organizar cenas o reuniones entre amigos y familia. Es por eso que la iluminación en el jardín es fundamental para que puedas sentirte a gusto siempre que quieras disfrutar de ese espacio. Una iluminación adecuada te ayudará a tener cada rincón del jardín perfectamente preparado para lo que necesites en cada momento.
Seguir leyendo

La luz en las plantas de interior
En los últimos días te he dado varios consejos para el cuidado de las plantas de interior, en concreto sobre cómo debe ser su riego y la humedad y temperatura que necesitan. Hoy me gustaría hablarte de la luz que necesitan, algo vital ya que al estar en el interior de tu hogar es un factor muy importante.

La luz es fundamental para el desarrollo de la vida vegetal, tanto en el exterior como en el interior. Debes saber combinar todas sus necesidades para sacarle el máximo partido. Toma nota de estos consejos pasa saber cómo debe ser la luz en las plantas de interior:
Seguir leyendo

Iluminar el jardín naturalmente
Podemos iluminar nuestro jardín sin necesidad de energía eléctrica, utilizando la solución más antigua para dar luz: con antorchas. Las antorchas tienen la ventaja de que pueden colocarse en cualquier sitio, ya que, como no necesitan del aporte de la electricidad, son totalmente independientes. Se clavan en el suelo y listo.

Hay antorchas de muchos tipos. Las más fáciles de encontrar son aquéllas cuya estructura es de bambú y que se alimentan de la combustión de parafina, aceite especial, alcohol para quemar… La propia “vela” es el recipiente donde se coloca la parafina: normalmente cabe un cuarto de litro de parafina y las botellas de parafina que se venden suelen ser de litro. Últimamente ha salido al mercado una mezcla de parafina y citronella, con lo cual, al tener ardiendo la antorcha, también evitamos que nos piquen los mosquitos. También se vende aceite de citronella sin parafina, preparado para quemar.

Aparte de las antorchas de bambú, las más comunes y económicas, también existen antorchas de metal: acero inoxidable, cobre… son más caras, pero duran muchos años y resisten perfectamente la acción del agua. También se venden antorchas que parecen farolillos, cerrados por todos los costados; éstas son especialmente útiles para soportar el viento sin apagarse.

Unas antorchas darán un aire especial, muy íntimo, al rincón del jardín donde las pongáis. La luz que proporcionan es natural y tenue; por ello es perfecta para iluminar el espacio donde tengamos situados cenadores, bancos, estanques o fuentes… También sirven para delimitar caminos en jardines grandes, permitiendo ver los senderos en la noche. Incluso hay mucha gente que las utiliza cuando van a la playa de noche en grupo: su luz frente al mar oscuro proporciona sensaciones muy especiales que nos invitan a la charla sosegada o a entonar canciones… ¡siempre que la autoridad en cuestión no nos ponga problemas!

Intensidad lumínica en las plantas
Las plantas necesitan luz para vivir, es algo imprescindible. Los vegetales aprovechan los rayos solares para elaborar las sustancias nutritivas que les permiten desarrollarse. Si permanecen por mucho tiempo en una zona de sombra, sufren y frenan su crecimiento. La intensidad lumínica que necesitan puede ser diversa en función de la especie. El ejemplar sólo se beneficia de la luz natural cuando se sitúa en un radio de un metro alrededor de la ventana. La orientación de la estancia es otro aspecto que condiciona la cantidad de rayos solares que reciben las plantas.

Las plantas de interior que tienen hojas verdes necesitan menos luz que las plantas con flor o con follaje espeso. Por otro lado, el color del tejido vegetal también es un indicativo de las necesidades de luminosidad. Cuanto más claro y fino, mayor es su sensibilidad hacia las quemaduras y, por tanto menos luz necesita. En cambio, si el tejido es carnoso y grueso, es posible exponerlo a plena luz del sol sin problemas.

Mientras que la posición de las plantas en la habitación también es fundamental. Cuando la luz atraviesa las ventanas provoca un efecto de refracción que reduce el ángulo de incidencia de los rayos solares. Como resultado, pierde potencia y su intensidad decrece a medida que penetra en la estancia. La pérdida de luz es proporcional al cuadrado de la distancia que hay entre la planta y la propia ventana.

El vegetal que se sitúa en un radio de un metro se beneficia de la máxima intensidad lumínica, pero si lo colocamos a dos metros, absorbe cuatro veces menos y a tres metros, la cantidad de luz que toma es hasta nueve veces menor. También hay que tener en cuenta que una planta no recibe la misma intensidad lumínica en una habitación orientada al norte que en otra orientada hacia el sur.