Cuidados de las plantas injertadas
El injerto de plantas es una práctica muy común en jardinería y que se hace para poder conseguir nuevas variedades uniendo dos ya existentes. Se lleva a cabo especialmente en las plantas que no tienen la fuerza suficiente como para crecer por sí mismas, con lo que es mejor injertarlas para que sí puedan hacerlo gracias a la ayuda de otra especie que sea más resistente.

Las dos plantas se unen gracias a tallos y raíces y comienzan a crecer como si fuera un único ejemplar. Si reciben los cuidados adecuados se convertirán en una nueva planta que cogerá los mejores atributos de sus dos “madres”, tomando, por ejemplo, el vigor y la longevidad de la que sea más resistente y los atributos físicos de la que sea más bonita.
Seguir leyendo

Multiplicación de cactus por injerto
Sigo esta semana escribiendo artículos sobre los cuidados de los cactus y todo lo que se puede hacer para conseguir mejores ejemplares. Hoy le toca el turno a la multiplicación por injerto, entendiéndose por injerto la acción de unir dos partes de plantas distintas para que se unan y formen una única planta.

Los cactus se injertan con mucha falicidad entre todas sus especies, aunque en el resto de plantas crasas sí tienen que ser compatibles entre sí para poder injertarlas. Los injertos de cactus tienen varias utilidades, como que es uno de los métodos de multiplicación más eficaz, que ayuda a sobrevivir a cactus que no lo pueden hacer de forma independiente (como los de colores) o que con ellos se puede salvar la vida de un cactus cuyas raíces o tallo se estén pudriendo.
Seguir leyendo