Qué debes saber para iniciar tu jardín
Una vez que tengas preparado el suelo, que sepas que clase de suelo tienes y qué plantas quieres tener en tu jardín, tendrás que estar preparado para iniciar tu actividad de jardinería, ¡y hacerlo lo mejor posible! Hoy te voy a dar algunas orientaciones para que sepas cosas necesarias para que puedas iniciar tu jardín lo antes posible y poder disfrutar de la jardinería en tu hogar.

Necesitas herramientas

Cuando ya sepas las flores y plantas que quieres y sepas cómo debes tener el suelo de preparado, entonces tendrás que hacerte con un buen equipo de jardinería. Necesitarás las herramientas adecuadas, que no necesariamente deben ser muchas, pero sí deben ser de calidad; palas, rastrillos, regaderas, guantes y otras herramientas que te sean de utilidad.
Seguir leyendo

Errores que debes evitar en jardinería
Nadie nace aprendido por eso muchas veces se cometen errores en jardinería y en cualquier ámbito de la vida, pero esto no es malo. De los errores se aprenden y ellos nos ayudan a entender las cosas y a que la próxima vez lo podamos hacer mejor que al principio. Pero también es cierto que en algunos casos no importa no cometer errores porque ya nos han avisado antes de ellos.

Por eso hoy quiero hablarte sobre dos errores que debes evitar en jardinería, porque de esta manera podrás disfrutar de la actividad y el aire fresco que te ofrece la naturaleza. La jardinería es una afición que apasiona a muchas mujeres y muchos hombres de nuestra sociedad, pero a veces no optar por las técnicas correctas pueden hacer que pierdas dinero y tiempo. Así que no pierdas detalle de lo que a continuación te comento para que puedas evitar estos errores antes de cometerlos.
Seguir leyendo

Tareas de jardinería que te harán la vida más fácil
Hay veces que la jardinería se puede hacer cuesta arriba, sobre todo cuando hace mal tiempo, estamos cansados o se ha acumulado demasiado el trabajo. Pero esto no tiene que ser siempre algo malo porque se pueden utilizar recursos y tareas para que te hagan la vida mucho más fácil en cuanto a la jardinería de tu hogar y que nunca más se te haga pesado ¡y así puedas disfrutar plenamente de la jardinería! A continuación te explicaré algunas tareas de jardinería que te ayudarán a verlo todo más sencillo.

Previene el tiempo

Muchas veces existen condiciones de sequía en verano o demasiada agua en invierno. La tierra de tu jardín necesitará humedad antes del invierno y un buen cuidado durante el resto del año. Es importante de que te asegures que riegas bien tus plantas antes de que lleguen las bajas temperaturas, pero esto no quiere decir que tengas que saturar a las plantas porque si creas agua estancada puede causar daños en las raíces.
Seguir leyendo

Sistemas de riego
Muchos son los sistemas de riego que puedes utilizar para tus árboles y/o plantas, lo importantes es saber elegir el adecuado para el tipo de plantas que tengas en tu jardín. Presta atención a los sistemas de riego para hacerte con el que más te conviene:

– Riego con aspersores: su alcance es superior a 6 metros y pueden ser emergentes (los que se levantan del suelo cuando se abre el riego) o móviles (los que se acoplan al extremo de una manguera y los puedes ir moviendo de un lugar a otro). Es ideal para regar todo el césped.

Seguir leyendo

Cómo comprar árboles en una tienda
Si estás pensando en comprar un árbol debes tener en cuenta una serie de factores para elegir el adecuado y prestarle atención a todos ellos, al igual que harías para comprarte ropa, un coche o cualquier otra cosa. En primer lugar, asegúrate de que tiene un aspecto sano, lo cual puedes comprobar fijándote en que no tiene heridas, ramas rotas ni algún agujero en su tronco, ya que eso sería síntoma de enfermedad o de alguna plaga.

Comprueba también que esté bien proporcionado y formado ya que muchos de los árboles que se compran son de mala calidad porque la gente no se para a analizar cuáles son los mejores del grupo.
Seguir leyendo

Mantenimiento de la jardinería ecológica
Tener un jardín significa amar el medio ambiente, por lo que debemos ser respetuosos con el entorno y apostar por prácticas ecológicas. Como por ejemplo elegir plantas autóctonas ya que son más resistentes al agua, a las plagas y requieren menos cuidados. Por ejemplo, los cactus, el romero, el tomillo o el espliego.

También es buena idea colocar farolas y balizas fotovoltaicas que se alimenten de energía solar. Utilizar para el suelo o el pie de las plantas un acolchado con diferentes materiales de una capa de espesor de 5 a 15 cm. Para ello utilizar materiales como cortezas de pino trituradas, hojas, hierbas, pajas o serrín. En definitiva, todo vale mientras sea natural y no contamine.

Si es necesario, puedes emplear insecticidas admitidos en Agricultura Ecológica como es el caso del Fungicida de Cobre, el Purín de Ortigas o el Jabón de Potasa. Es recomendable usar riego automático con programador que permitirá regar de noche y evitar la evaporación del día producida por el sol y la evaporación.

Con todos estos consejos conseguirás desarrollar una jardinería de bajo impacto que permitirá disfrutar de una actividad acorde con la naturaleza. Recuerda que tener un jardín requiere ciertos cuidados para que no crezcan malezas, evitar plagas y conservar un espacio exterior verde.

Cuidados de jardinería en plantas de interior
Toma nota de estos sencillos consejos de jardinería para que tus plantas de interior luzcan mejor en sus macetas. Lo primero a tener en cuenta es la luz. Cuando compres el ejemplar, pregunta qué tipo de luz es la más recomendable para su fotosíntesis. Las plantas de interior que necesiten luz directa del sol habrá que colocarlas cerca de las ventanas, ya que en caso contrario hará que se debiliten los tallos, se amarilleen las hojas y se acaben cayendo. Otras especies son más de sombra, por lo que tendremos que tener cuidado en no dejarlas nunca a pleno sol, o por lo menos que los rayos no lleguen a sus hojas.

La temperatura es otra variable que deberemos tener en cuenta. Si decides sembrar, hazlo cuando el clima esté entre los 16 y 25 ºC. Recuerda que tener las flores en verano, deberás sembrar en invierno o primavera, dependiendo de las semanas de germinación de las semillas elegidas. En el caso de que decidas plantar por esquejes (división de plantas), la temperatura ideal está entre los 18 y 26ºC. No olvides que cuando llega la floración, la planta exige temperaturas más elevadas. En ese caso, la falta de calor podría retrasar el crecimiento de la misma.

Por otro lado, la falta de humedad en el aire es una de las mayores causas por las que las plantas de interior mueren. Pare evitar que esto suceda, basta con pulverizar las hojas periódicamente, así conseguirás disminuir la evaporización del agua y mejorarás las condiciones de humedad del entorno. Para ello, es importante saber que las flores no deben ser pulverizadas, solamente las hojas, el tallo y el sustrato.

En cuanto al riego, debes saber que en otoño y en invierno no necesario regar mucho porque con las lluvias, el ambiente es más fresco y las plantas no pierden tanta agua. Cuando la planta es adulta, lo que se debe hacer es regarla abundantemente con largos intervalos de tiempo entre un riego y otro. Cuando la planta es más joven regarás en menor cantidad pero a intervalos más cortos.

Finalmente, la fertilización de la especie, de la edad, la estación del año y de la fase de evolución (crecimiento y madurez). Dependiendo de cada variable se tendrán diferentes necesidades de fertilizantes, recuerda que estos productos son el alimento que hará que la planta se desarrolle adecuadamente y que su floración sea alegre. Sin embargo, ten en cuenta que una excesiva fertilización es perjudicial, pues quema las raíces.

Pasos básicos para crear un jardín
Si te acabas de comprar una casa con terreno y quieres tener un bonito jardín, aquí te daremos algunos consejos básicos para que luzca hermoso. Es importante que no empieces a plantar sin planificar la colocación de las plantas, así como las especies más recomendadas teniendo en cuenta el clima de tu región. Si te informas un poco sobre cómo crear jardines bonitos, en poco tiempo disfrutarás de un espacio armonioso y con más posibilidades de desarrollo.

Lo primero es considerar las dimensiones de la parcela: calcula lo que pueden alcanzar a medir árboles y arbustos. Luego ubica las plantas más pequeñas por la zona más cercana a los muros. No pongas árboles o arbustos grandes muy cerca de la casa porque sino las raíces o las ramas podrían darte problemas cuando crezcan.

Elige las especies observando la vegetación que crece naturalmente en el entorno: no pretendas cultivar plantas de climas o suelos muy diferentes. Es fundamental analizar bien el terreno: el futuro de tu jardín dependerá en buena medida de la calidad de la tierra. Si ves que es dura y blanquecina, es que contiene cal. Mientras que si es roja y pastosa al mojarse, es arcillosa. Lo mejor que puedes hacer es enriquécela con mantillo, turba y arena: con el tiempo y las sucesivas plantaciones, el terreno mejorará.

Tampoco debes olvidar la planificación del sistema de riego: evitarás tener que hacerlo con una manguera o que tus plantas sufran durante tus ausencias. Si tienes césped, elige un riego por aspersión. Por otro lado, el goteo es el sistema con el que más agua ahorrarás.

Compra los accesorios de jardinería necesarios para el mantenimiento, también puedes colocar una pérgola, un cortavientos, un banco en un rincón… Busca complementos que le den al espacio tu toque personal al exterior de casa. Es importante que esté bien decorado para que la naturaleza brille con luz propia.