Plantas aromáticas con colores y fragancias
Las plantas aromáticas son una opción perfecta para el jardín, pero también para los interiores del hogar. Gracias a sus colores y fragancias aportan belleza y un olor único por los aceites esenciales que generan. Además se utilizan para condimentar platos o crear todo tipo de perfumes. Respecto a su cultivo, normalmente se adaptan sin problemas a casi todos los climas y se caracterizan por una duración larga, a pesar de necesitar unos cuidados básicos.

Por ejemplo, el azafrán forma flores de color violeta que concentran en su interior unos estigmas de tono rojo-anaranjado. Es importante saber que para conseguir un kilo de azafrán, se necesitan alrededor de 150.000 flores. A pesar de eso, su cultivo es bastante sencillo. Los bulbos se plantan a finales del invierno, a unos 20 centímetros entre ellos. No necesitan demasiada profundidad. En el momento del riego hay que evitar los encharcamientos, es fundamental que el sustrato drene bien.
Seguir leyendo

Cuidados del laurel rosa
El laurel rosa (Nerium oleander) es un arbusto decorativo de exterior que da unas bonitas flores en distintos tonos de rosa. A pesar de que se estilan más bien grandes y en lugares amplios con variedad de plantas y colores, también existen especies enanas que puedes poner en macetas o espacios reducidos.

Tanto unos como otros son arbustos de climas más bien cálidos, aunque son también resistentes a la salinidad y al viento (no al frío). Sin embargo, si queremos que nuestro laurel rosado florezca y lo haga bien en cualquier época del año, debemos tener unos cuidados especiales distintos en invierno y en verano.
Seguir leyendo

Cultivar laurel
El laurel es una arbusto silvestre muy típico de la costa Mediterránea. A pesar de que también es posible cultivarlo en jardines y macetas. Tiene un follaje verde y brillante, puede alcanzar 15 metros de altura y necesita unos pocos cuidados.

Mientras que si se cultiva en maceta, apenas superará los dos metros. Tiene un tronco erguido y corteza verde, sus aromáticas hojas son perennes. Florece en primavera y sus pequeñas flores, ofrecen una fragancia muy agradable, aunque decorativamente no sean muy bonitas.

Se puede plantar en cualquier tipo de suelo, pero se recomienda ponerlo en superficies con un buen drenaje. Respecto a las necesidades de riego, no es bueno que la tierra quede encharcada, puede pasar bastante tiempo en sequía, pero no resiste las fuertes heladas ni la acción directa del sol en verano. Por ello, es una planta de semisombra.
Seguir leyendo