Cómo conseguir que la lechuga crezca sana
La lechuga es una hortaliza que generalmente le gusta a todo el mundo, es muy sana y además depurativa. Son muchas las personas que la compran en las tiendas, pero sin duda la mejor manera de consumir una lechuga fresca y totalmente natural es cultivarla uno mismo. Pero para cultivar la lechuga tendrás que saber algunos consejos para que crezca sana y que no se te enferme.

Cuando cultives tu lechuga te darás cuenta como el sabor nada tiene que ver con esas lechugas que compras en las tiendas de comestibles, ¡es mucho mejor! ¡Además está llena de minerales, fibra y vitaminas! También, podrás encontrar gran variedad de lechugas que no encontrarás en las tiendas porque simplemente no se comercializan. Por si fuera poco todas las hortalizas de hoja verde como la lechuga son relativamente fáciles de cultivar y te saldrá menos costosa.
Seguir leyendo

Cómo plantar lechugas
¿Quieres cultivar lechugas en tu huerto? ¡Pues hoy en Jardín Plantas vamos a contarte cómo hacerlo! Las lechugas son hortalizas muy utilizadas en la cocina que pueden encontrarse en diferentes variedades como las romanas, las acogolladas, las de hojas sueltas o las lechugas espárrago.

Si quieres plantar esta hortaliza en tu huerta, lo primero que debes tener en cuenta es que la lechuga es un cultivo de clima fresco que debe ser plantada a inicios de la primavera o a finales de verano. De hecho, en lugares con temperaturas altas, se impide el crecimiento, las hojas pueden ser amargas y se forma el tallo donde se producen flores, que se alarga rápidamente.
Seguir leyendo

Cómo cultivar lechuga
La lechuga es uno de los principales alimentos, ideal para comer en ensaladas y que contiene muchas vitaminas A, B1, B2, B3, C, E y K, además de minerales como el hierro, fósforo, calcio y potasio. Si la pones en una infusión tiene efectos tranquilizantes. A continuación te doy toda la información necesaria para que sepas cómo cultivar lechuga:

– Es una planta muy fuerte pero no soporta las heladas, así que dependiendo de en dónde vivas puedes cultivarla todo el año. Su cultivo suele ser de entre 2 y 3 meses, no pases de este tiempo ya que te puede salir amarga.
Seguir leyendo