Diferencias en la luz natural
Ya te hemos hablado en diferentes ocasiones de la importancia de la luz para las plantas, que necesitan los rayos del sol para realizar la fotosíntesis, el proceso a través del cual obtienen su alimento.

Lógicamente, no todas las luces son iguales: la luz natural es la más intensa y poderosa, y por eso es bueno procurar que todas las plantas, incluso las de interior, accedan a la luz natural al menos durante algunas horas al día. Dentro de la luz natural, existen variaciones que dependen de varios factores. Te hablamos de las variaciones de la luz natural a continuación.
Seguir leyendo

Trucos para aumentar la luz
Como ya te hemos comentado en más de una ocasión, la luz es fundamental para las plantas, ya que, como sabes, los vegetales aprovechan los rayos solares para elaborar sustancias nutritivas que precisan para vivir. Por tanto, al permanecer mucho tiempo en una zona de sombra, muchas especies sufren y lo manifiestan con un crecimiento deficiente.

Hay que tener en cuenta, por supuesto, que la cantidad de luz que las plantas necesitan varía en función de la espacie. A su vez, la intensidad lumínica aumenta o disminuye según la distancia que hay entre la planta y la fuente de luz. La orientación de la estancia es otro aspecto que condiciona la cantidad de rayos solares que reciben los vegetales. Pero, ¿qué pasa cuando tus plantas no reciben la cantidad necesaria de luz para sobrevivir? Pues aunque mucha gente no lo sepa, se puede aumentar. Te explicamos cómo a continuación.
Seguir leyendo

Plantas que prefieren mucha o poca luz
Como sabes, la luz es un elemento imprescindible para la vida de las plantas. Ésta les permite procesar los nutrientes del suelo que toman y convertirlos en sus alimentos. Sin embargo, no todas las especies son iguales y, por tanto, no todas necesitan la misma cantidad de luz.

En realidad, si tuviéramos en cuenta la cantidad de luz que requieren, podríamos dividir las plantas en tres grandes grupos. De cualquier forma, debes tener en cuenta que la luz natural es la más intensa y poderosa, y por eso es bueno procurar que todas las plantas, incluso las de interior, accedan a la luz natural al menos durante algunas horas al día.
Seguir leyendo

Exceso o falta de luz en las plantas
Como sabes, la luz es un elemento fundamental para las plantas, ya que les permite procesar los nutrientes del suelo y convertirlos en su alimento. Sin embargo, no todas las luces son iguales, ni todas las plantas necesitan la misma luz.

La natural es la más intensa y poderosa, por lo que es importante procurar que todas las especies accedan a ella al menos durante algunas horas al día. También hay que tener en cuenta que la luz es diferente dependiendo de la época del año, el momento del día, la región y, en el interior, el color de las paredes y los muebles, la presencia de espejos y las superficies acristaladas. Tanto el exceso como la falta de luz pueden ocasionar consecuencias negativas en las plantas. Te contamos cuáles a continuación.
Seguir leyendo

Plantas de interior y luz natural
Es de conocimiento universal que cada especie de planta requiere un entorno climático, lumínico y ambiental distinto para desarrollarse.

La luz, de hecho, es una de las necesidades más básicas de cualquier ejemplar independientemente de la cantidad o intensidad que precise, y es que los vegetales utilizan los rayos solares para generar sus propios nutrientes y desarrollarse con normalidad.
Seguir leyendo