Cómo abonar las plantas de exterior
El abono es esencial para conseguir que las plantas se puedan desarrollar correctamente y, además, hacerlo con mayor rapidez. Además, gracias a él también tendrán un aspecto mucho mejor ya que les aporta todos los nutrientes que necesitan y que no pueden conseguir por medio del sustrato. Por ese motivo, es muy importante saber cómo hay que abonarlas, así les podrás sacar un mayor partido.

No todas las plantas necesitan el mismo abono, e incluso una misma planta puede necesitarlo diferente en función de aspectos como si está en un espacio interior o exterior. Hoy me gustaría centrar mi artículo en las plantas de exterior y en la mejor forma de abonarlas para que se desarrollen con vigor y sin ningún problema. Sigue leyendo y te daré todos los detalles.
Seguir leyendo

Plantas para cubrir el suelo del jardín
Si tienes un jardín en casa, lo más normal es que lo tengas cubierto de césped, sobre todo si es de grandes dimensiones. Sin embargo, tienes más opciones para hacer de tu jardín un lugar muy bonito, además de funcional.

Se trata de las plantas cubresuelos, que son una alternativa al césped muy económica. Puedes encontrar una gran variedad de especies para tapizar los suelos, que requieren pocos cuidados y resisten a diferentes climas y condiciones.
Seguir leyendo

Ficus Lira, una planta perfecta para cultivar en interiores y exteriores
Las plantas de interior son siempre un gran aliado para convertir nuestros hogares en lugares más acogedores y con más energía positiva.

Pero a menudo no tenemos demasiado tiempo libre para poder darle los cuidados que requieren y esto nos sirve de excusa para no tener ninguna. Pues bien, si buscabas una planta bonita, duradera y a la que no tener que prestar demasiada atención puedes optar por la Ficus lira (o Ficus lyrata), una especie muy resistente.

Se trata de una planta tropical de grandes dimensiones y con grandes hojas (25 a 30 centímetros) en forma de violín, de una superficie verde brillante y rugosa que acaba con ondulación en los perfiles.

Seguir leyendo

Consejos para montar una jardinera
Las jardineras nos permiten hacer bellísimas combinaciones de plantas; precisamente por eso son muchas las personas que aprovechan los espacios más mínimos para poner alguna combinación que dé más vida a ventanas o balcones, por ejemplo.

Sin embargo, no podemos guiarnos sólo por el propio gusto para elegir la combinación que queremos en la jardinera, pues existen muchos factores que pueden afectar negativamente a que las plantas se desarrollen negativamente; es decir, hay ejemplares compatibles entre sí y otros no compatibles.
Seguir leyendo

El geranio, ideal para macetas en exteriores
El geranio (pelargonium zonale) es una planta perenne de hojas redondeadas, algo lobuladas y de color verde amarillento, que se introdujo en Europa en el siglo XIX, y alcanzó gran fama como planta de interior en la Inglaterra victoriana.

En aquella época los botánicos se dedicaron a crear numerosos híbridos en función de las diferentes modas del momento. El género pelargonium incluye a día de hoy más de 230 especies y cada año aparecen nuevos tipos. La variedad es tan grande que tenemos más que simples flores de uno u otro color; hay infinidad de colores y formas, y las flores, que surgen sobre un tallo alargado, pueden ser simples, con cinco pétalos, semidobles y dobles.

Es una planta muy rústica que necesita exposiciones a pleno sol y ambientes cálidos para tener una floración lo más prolongada posible; se muestra algo sensible a las heladas pero en general es una planta bastante resistente y de sencillos cuidados. Requiere suelos de naturaleza neutra o alcalina, y le conviene que el sustrato drene correctamente porque no soporta el exceso de humedad, que podría provocar el ennegrecimiento de los tallos. No requiere abonos, pero una periódico mejorará y hará más duradera su floración. Se multiplica tanto pot semilla como por esquejes verdes que se pueden tomar de primavera a otoño.

En los últimos años el geranio se ha viusto afectado por una plaga de mariposas de origen africano (Cacyreus marshallí), cuyas orugas se introducen en los capullos y tallos tiernos, comiéndose la planta desde su interior. Se pueden tratar cortando y quemando las partes afectadas, o con insecticidas piretroides u organofosfatos al comienzo de la primavera.