Cultivo y cuidados del tejo
El tejo es una conífera que tiene muchísimo éxito en la topiaria, que es el arte de darle diversas formas a arbustos para conseguir una decoración más original. El tejo en concreto no se recomienda para poner en zonas en las que jueguen niños ya que sus hojas son tóxicas y podrían contaminarse.

El origen de esta conífera está en Europa aunque con las condiciones adecuadas puede plantarse en cualquier lugar del mundo, especialmente en Asia o el norte de África. Su crecimiento es lento y dura muchos años, pudiendo llegar a alcanzar los 20 metros de altura. Su copa tiene forma cónica y necesita podarse para darle forma. Es una planta muy resistente que tiene hojas verdes y florece cuando llega la primavera.
Seguir leyendo