Funcionamiento de los tractores
Los tractores son vehículos especiales autopropulsados que se utilizan para empujar o arrastrar remolques, aperos o cualquier otra maquinaria o carga pesada que necesites utilizar en tu campo o jardín. Algunos están destinados a la agricultura, otros a la construcción y también al mantenimiento de espacios verdes. Tienen una gran capacidad para adherirse al terreno y con su uso se ha reducido la mano de obra empleada en el trabajo agrícola al igual que se ha hecho posible la mecanización de tareas de carga que antiguamente necesitaban del esfuerzo de animales como bueyes, asnos o mulas. Los tractores se dividen en varias partes:

– Chasis: es la parte del vehículo que sujeta los componentes mecánicos, la suspensión de las ruedas y el grupo motopropulsor.

Seguir leyendo