Las verduras que duran más tiempo
Las verduras son una necesidad en la dieta de todas las personas y es que además de aportarnos una gran cantidad de vitaminas, tienen un alto nivel nutricional por lo que son necesarias para nuestra salud y nuestro organismo. Por eso, si tienes un jardín y quieres plantar verduras, lo mejor que puedes hacer es escoger aquellas que duran más tiempo, así podrás consumir todas las que cultives sin miedo a que se pongan malas por no usarlas en la cocina.

Por eso, hoy quiero hablarte sobre algunas verduras que tienen una vida muy larga y que además tienen un alto valor nutricional. Así, si no quieres cultivarlas por falta de tiempo o recursos, entonces, puedes conocerlas para comprarlas en tu frutería más cercana, porque sabrás que además de frescas son buenas opciones de compra.
Seguir leyendo

Verduras de colores para el jardín
Puedes tener un huerto multicolor y que parezca todo un arcoiris en la tierra de tu jardín. Las verduras y las frutas obtienen su color del origen natural de su pigmentación. Algunos ejemplos son el betacaroteno en las zanahorias, el licopeno en los tomates o la luteína en los pimientos rojos. Los colores de las plantas hacen que tu jardín se vea muy hermoso y además también suelen aportar más beneficios para la salud porque suelen tener más antioxidantes, protegen contra las enfermedades del corazón e incluso contra algunos tipos de cáncer.

Todo esto son buenas noticias para los jardineros, ya que hay muchas plantas que tienen bonitos colores y que si decides bien cuáles son las frutas y verduras que quieres cultivar para después consumir, entonces podrás conseguir el arco iris de colores gracias a tus verduras y frutas.
Seguir leyendo

Verduras que pueden crecer en macetas
Hay muchas personas que se resisten a cultivar verduras porque piensan que sólo pueden hacerlo en un huerto grande, pero nada más lejos de la realidad, son muchas las verduras que pueden crecer perfectamente en macetas grandes o contenedores. Quizá no crecerán tanto como lo harían en un huerto, pero un recipiente puede ser muy productivo, sobre todo cuando no tienes espacio para más.

Cualquier variedad de verduras puede ser cultivada en un recipiente, pero las plantas compactas lo harán mucho mejor. Las empresas de semillas son conscientes que las personas cada vez tienen menos espacio en sus hogares para poder plantar cultivos en huertos y por eso cada vez salen con nuevas variedades de plantas hortícolas aptas para el cultivo en espacios pequeños.
Seguir leyendo

Las verduras más saludables para que crezcan en tu jardín
Son muchas las personas que no comen suficientes verduras en su dieta diaria y son muy necesarias para que tengamos una buena salud y además, para obtener buena energía diaria. Deberíamos comer más verduras y frutas cada día para sentirnos mejor y estar más saludables porque todas las verduras tienen beneficios. Es cierto que hay algunas verduras que son un poco complicadas de cultivar, pero no todas son difíciles.

Los vegetales empiezan a perder nutrientes tan pronto como se recogen de la tierra por lo que es necesario que si plantas verduras, cuando las recojas de la tierra sea para comerlas. Si quieres conseguir unas buenas verduras para tu salud y tienes sol en tu terraza o jardín y una buena tierra para el cultivo, tendrás la excusa perfecta para comer más sano, así que empieza a plantar en el huerto de tu hogar estas verduras y no te arrepentirás.
Seguir leyendo

Verduras que crecen bien juntas
Las personas desde que descubrieron que la tierra es fértil, los seres humanos hemos cultivado en huertos y jardines. Las personas han ido aprendiendo poco a poco que las hortalizas crecen bien juntas, y que existen plantas que impiden el crecimiento a otras. Algunas verduras, hierbas y flores se benefician entre sí mediante la mejora del suelo, mientras que otras son capaces de propagar incluso plagas entre plantas.

Si te interesa el mundo del cultivo te interesará saber que puedes crear un buen plan para tener el mayor rendimiento para tu jardín. A continuación te quiero hablar sobre algunas verduras que crecen bien juntas y que te vendrá estupendamente saberlo para poder planificar tu siguiente cultivo.
Seguir leyendo

Cultivar verduras en maceta
Un rincón de la terraza, unas cuantas macetas en el balcón o una jardinera en la mismísima ventana son lugares suficientemente grandes como para cultivar algunas de las verduras que con el tiempo podrás disfrutar en tus mejores platos.

Zanahorias, rábanos, lechuga, pimientos… ¿Te gustaría cultivar tus propias verduras en casa? Entonces toma nota de lo que te contamos, hazte con los instrumentos y materiales necesarios y ponte manos a la obra con tu pequeño huerto urbano.
Seguir leyendo

Consejos para crear tu huerto
Atrás quedó el privilegio de que sólo pueden tener huerto aquellos que tienen terreno para plantar; hoy en día cualquier casa o apartamento con terraza, un pequeño balcón e incluso un amplio ventanal pueden ser suficientes para poder cultivar nuestros propios alimentos. Sólo necesitamos tener un espacio bien iluminado con la luz del sol, y seguir algunos consejos prácticos.

Evidentemente, el espacio del que dispongamos condicionará en gran medida los alimentos que podemos cultivar, de modo que, para empezar, debemos ser realistas en cuanto al espacio del que disponemos antes de realizar cualquier plantación, si queremos que sea fructífera.
Seguir leyendo

cultivar-escarola-1

La escarola (Cichorium endivia) es una hortaliza de ciclo bienal cuyas hojas, de gran tamaño y profundamente divididas, permanecen agrupadas en un amplio cogollo. Las distintas variedades se diferencian por el rosetón, más o menos apretado, y el contorno de la hoja. Así, encontramos escarolas de hoja entera, largas, onduladas y de margen poco dentado. Y escarolas rizadas, con hojas divididas y de margen muy dentado. También existen distintas clases en función de la estación del año en las que crecen.

cultivar-escarola-2

Aunque es tolerante, le afecta tanto el exceso de calor como el frío intenso. El clima más beneficioso es el templado, con veranos suaves y temperaturas de 10-20 ºC. Resiste las primeras heladas del otoño, sin embargo, es mejor aislarla con un acolchado de paja. Las temperaturas muy altas provocan la subida de la flor. Si el suelo no es muy ligero ni seco, crecen bien, aunque en un terreno fértil, aireado, rico en materia orgánica y con un buen drenaje, la cosecha será mejor. Se debe incorporar al suelo estiércol descompuesto. No hay que cultivar escarolas en el mismo sitio más de dos años seguidos. Prefiere lugares abiertos o sombra ligera, sobre todo, en zonas de veranos muy calurosos aunque crece bien en invernaderos.

cultivar-escarola-3

A partir de abril se siembran las variedades que se cosechan en verano y para una cosecha otoñal hay que hacer una nueva siembra durante el verano. Lo más recomendable es hacerlo en semilleros protegidos ya que, si las temperaturas bajan más de cinco grados, existe riesgo de que las semillas germinen prematuramente, estropeando de esta forma la cosecha. Cuando aparezcan las primeras hojas ya se pueden transplantar a su lugar definitivo, dejando una distancia de treinta centímetros. En tres o cuatro meses estarán listas para recolectar.

cultivar-escarola-4

En verano las escarolas requieren agua abundante pero se debe regar siempre a pie de planta para evitar que el cogollo se pudra y estropee así la cosecha. Son necesarias escardas regulares para mantener el terreno libre de malas hierbas que compitan con las propias escarolas. Un acolchado a partir de otoño le resultará beneficioso para que no se vea afectada por los primeros frios.

cultivar-escarola-5

Para reducir el sabor amargo de las escarolas se hace el blanqueo, que tiene lugar poco antes de la recolección. Lo clásico es atarlas con un cordel o goma elástica, aunque no suelen abrirse mucho y así, a veces, se blanquean automáticamente las hojas del interior. Para un blanqueo completo se cubre toda la planta con un cubo o tiesto. Para uno parcial, basta con colocar un plato o un trozo de cartón sobre el centro de la escarola. El blanqueado dura de dos a cuatro semanas.

cultivar-escarola-6

La cosecha se hace entre siete y trece semanas después de sembrar, según la estación y la variedad elegida. Hay que arrancar la planta entera antes de que la flor suba o cuando se observe que están en su punto justo. Las hojas de la escarola no se guardan durante mucho tiempo, ni siquiera en el frigorífico, por lo que han de consumirse casi en el momento de ser recolectadas. No duran más de dos semanas envueltas en papel de celofán y con las hojas bien secas.