Tareas del jardín en invierno
Las tareas del jardín durante los meses de invierno son tan importantes como las que llevamos a cabo en primavera o verano, y es que aunque en este caso no podemos esperar la floración de demasiados ejemplares sí que deberemos cuidar y proteger al jardín de las bajas temperaturas y los cambios atmosféricos.

Es cierto que por estas fechas la mayoría de nuestros ejemplares se encuentran en reposo, pero esto no quiere decir que podamos olvidarnos de ellas hasta que nos interese. A continuación te dejamos algunas de las tareas fundamentales que deberás llevar a cabo este invierno, ¡no te las pierdas!

– Árboles: Aunque generalmente los ejemplares no necesitan ser demasiado regados durante estas fechas, sí que deberás mantener húmedo el suelo de los árboles y arbustos recién plantados para garantizar su correcto desarrollo.

– Plantas de interior: La primavera es la época más habitual de floración, lo que no significa que esto no suceda también en invierno con algunos ejemplares como la azalea y el ciclamen, que deberás mantener en entornos con buena humedad ambiental con sustratos húmedos que garanticen la hidratación de la planta.

– Arbustos y trepadoras: Poda los ejemplares que hayan pasado recientemente su floración (el momento que pierden las flores es ideal) como las abelias, fucsias, escalonias o hortensias, por ejemplo. Tras un día nevado recuerda siempre sacudir sus ramas.

– Plantas florales: Los ejemplares sembrados varios meses atrás puede que ya necesiten ser trasplantados a otras macetas más grandes para favorecer su desarrollo, mientras que los más sensibles a las temperaturas precisarán ser protegidos por fundas plásticas o trasladados al interior de casa. También es importante que podes las plantas que florecieron en otoño para que vuelvan a hacerlo dentro de unos meses.

– Huerto: Si cultivas algunos alimentos de consumo propio en los terrenos de tu hogar esta época será la mejor para plantar algunos árboles frutales (manzanos o perales, por ejemplo) así como para abonar las tierras en las que pretendes sembrar durante la primavera.