Tener mariposas en el jardín
Cada vez son más las personas en todo el mundo que construyen sus jardines de forma que puedan atraer mariposas, y es que estos pequeños animalitos le dan muchísima vida y color a cualquier espacio, sobre todo si éste es un jardín y están rodeadas de plantas, árboles y flores. Desde hace un par de años se está poniendo muy de moda la suelta de mariposas en las bodas, de la misma manera que también está triunfando el hecho de tenerlas en el jardín.

Antes de comenzar a diseñar un jardín de mariposas tienes que investigar para saber cuáles son las que viven en tu zona ya que la especie será muy importante para saber cómo debes diseñarlo y qué plantas debes poner. Puedes pasarte por algún museo de vida silvestre o por algún zoo que haya en tu ciudad o alrededores para que te ayuden ya que ellos siempre tienen toda esta información. Si no tuvieras ninguno de estos lugares cerca siempre puedes consultarle a “San Google” ya que suele saberlo todo.

Una vez que ya tienes toda la información, estos son los pasos a seguir para hacer un jardín de mariposas:

– Este tipo de jardines prospera en zonas soleadas ya que las mariposas se alimentan en estas zonas, básicamente porque su cuerpo necesita mantenerse siempre caliente. Es muy importante también que sea una zona en la que no haya vientos fuertes ya que las espantan, así que coloca algún cortaviento para poder atraer algunas si es que tu jardín es zona ventosa.

– Como cualquier otro ser vivo, las mariposas necesitan agua, así que en donde vayas a tenerlas necesitas tener un pequeño charco que pueda estar siempre con agua y que ellas puedan ir llenando con arena cuando estén por allí para adaptarlo a ellas.

– Las mariposas necesitan dos tipos de plantas, las que les proporcionan el néctar con el que se alimentan las adultas y las que le dan el alimento a las que aún son bebés. Las plantas nativas son las que más suelen atraerlas ya que las alimentan de forma segura sin que haya riesgo de intoxicación ni para ellas ni para cualquier niño que pueda estar correteando por el jardín. Dicho esto, pásate por cualquier tienda en la que vendan plantas y consigue alguna especie nativa para asegurarte la presencia de mariposas.