Tener un estanque casero pequeño
Si no tenemos un jardín demasiado espacioso podemos optar por tener un estanque casero pequeño. En ocasiones basta con una maceta, un recipiente de plástico o un barril de madera para tener un jardín acuático en los exteriores de nuestro hogar. Si el estanque está formado por una base de madera, lo debemos de impermeabilizar con una lámina de plástico. Algo similar haremos con los depósitos metálicos. Mientras que las macetas de arcilla o terracota deben tener el interior vidriado. Por otro lado, es fundamental que las paredes del recipiente sean gruesas para mantener una temperatura constante del agua.

Cuando tengamos lista la estructura del estanque, entonces podremos colocar las plantas de nuestra elección. La mejor opción son cestas o tiestos enrejados forrados con arpillera. No debemos olvidar que cada tipo de planta puede requerir una profundidad del agua, la mayoría sobreviven sin problemas de 30 a 40 centímetros de agua. Una vez colocadas las plantas, entonces rellenamos la superficie con grava para que la tierra no se derrame. Si se quieren crear diferentes niveles o alturas, será tan sencillo con colocarlas sobre ladrillos o tiestos invertidos.

En cuanto a la época más recomendada para plantar en un estanque, va desde principios de mayo a finales de junio. Verás que en las primeras semanas se forman depósitos de algas, especialmente si te encuentras en un lugar con altas temperaturas. Si esto sucede, basta con retirarlas tan a menudo como sea necesario. Al mismo tiempo, también debes eliminar las plantas parásitas y las marchitas. Finalmente, durante el otoño se deben retirar las plantas más sensibles para que hibernen.

Respecto a la colocación del estanque en el jardín, hay que tener en cuenta que las plantas acuáticas requieren al menos entre 4 y 6 horas de sol diarias. Por último, cuando las plantas se hayan aclimatado podrás introducir peces, siempre que el agua esté condiciones idóneas.

Las plantas acuáticas se clasifican en flotantes, oxigenadoras, de ribera o palustres y de aguas profundas.