Tipos de abonos según su formato
Como ya sabes, abonar es una de las tareas más importantes que atañen al jardín y al huerto, ya que los abonos proporcionan los nutrientes necesarios para el adecuado crecimiento de las plantas. Por tanto, deberás escoger el abono teniendo en cuenta diferentes aspectos. Por ejemplo, es importante que sepas que existen diferentes tipos de abonos dependiendo de diferentes factores.

Así, si el otro día te hablamos sobre los diferentes tipos de abono según su especialidad, pudiendo diferenciar entre abonos universales, para el césped, para las flores y para el huerto, hoy queremos hablarte de las diferencias en el abono dependiendo del formato. Sabiendo estos detalles que parecen no tener importancia, podrás dar con el abono correcto para tus plantas, así que, ¿nos acompañas?

Abonos líquidos

Si las plantas que tienes en tu casa están en macetas o jardineras, el abono que necesitarás será el líquido. Por supuesto, podrás encontrarlo en todas las tiendas especializadas en jardinería y en muchas grandes superficies.

Tipos de abonos según su formato

Abonos sólidos

Pero si tienes tus plantas situadas en el jardín o en grandes superficies, lo mejor es que te decantes por los abonos sólidos, que pueden ser granulados o en polvo. Además, dentro de los abonos sólidos podrás encontrar los de liberación rápida (duran hasta 6 semanas y se utilizan en las fases de mayor crecimiento) y de liberación lenta (duran hasta 3 meses y son recomendables para momentos de estancamiento en el crecimiento).

Algunos prácticos consejos

Pero más allá de escoger un buen abono, es importante que respetes las dosis indicadas en los envases, que riegues siempre tras aplicar el abono y que abones con regularidad en épocas de crecimiento y floración.