Tipos de barbacoa para tu jardín
Tener un jardín en el exterior de tu vivienda es todo un privilegio, sobre todo ahora que comienza a hacer buen tiempo. Sí eres uno de estos afortunados y estas pensando comprar una barbacoa para poder disfrutar al aire libre de unos largos días con los amigos o la familia, toma nota de estos consejos sobre cuál puede ser la barbacoa adecuada en función del espacio que tengas:

– Lo primero que tienes que hacer es valorar el espacio del que dispones y pensar en qué uso le vas a dar. Si eres de los que te gusta disfrutar de ella durante todo el año y el clima del lugar donde vives te lo permite más vale que si tienes espacio coloques una barbacoa fija.

– Si tu jardín te lo permite por espacio y vas a usarla habitualmente, una buena opción es la clásica barbacoa de ladrillos que dispone de parrilla empotrada. Necesita mano de obra especializada que conozca la correcta distribución de la misma (salida de humos…), pero en ellas la comida gana en sabor. Eso sí, cuesta más limpiarlas y se tarda más tiempo en conseguir las brasas para cocinar.

– En las grandes superficies venden un tipo de barbacoas, que aunque fijas, ya vienen prefabricadas y sólo hay que unir con cemento, sus partes. Funcionan igual que una construida a mano y son aptas para jardines grandes.

– Las barbacoas móviles son la solución más idónea para pequeños jardines o para aquellas personas que aún disponiendo de espacio no quieren una de grandes dimensiones. La oferta de tamaños y precios es muy grande, y seguro que encuentras una que te convenza. Son muy cómodas ya que tienen ruedas, son fáciles de limpiar y las puedes guardar en el garaje o trastero en épocas de frío.

– Ese tipo de barbacoas móviles pueden funcionar con carbón, a gas o por electricidad. Las de gas y las eléctricas (ideales para pequeñas terrazas o apartamentos) son prácticas y rápidas, no hay brasas, por lo que su limpieza es más cómoda y sencilla, aunque la comida no sabe igual.