Tipos de césped
El césped es la parte más importante de cualquier jardín, ya que además de darle forma al mismo es donde vas a cultivar flores y plantas y donde tanto pequeños como mayores pasarán su tiempo de ocio para disfrutar al aire libre de un poco de sol o de un rato de juegos. Tener el césped en perfectas condiciones depende de distintos factores como el clima o tu economía, ya que debes elegir el tipo que mejor se adapte a tu parcela y a las circunstancias que la rodean.

Los diferentes tipos de césped se componen de plantas pertenecientes a especies y variedades muy diferentes que se adaptan mejor o peor en función de las características climáticas y edafológicas de cada zona. Los principales tipos de césped son:

– La bermuda: Es uno de los más frecuentes tanto en parques como en jardines ya que se adapta a casi todos los climas y a todo tipo de suelos puesto que es un césped denso y oscuro. Su riego debe ser abundante y debe sembrarse en otoño ya que en invierno pierde su color.

– La grama brasilera: Su textura es densa y gruesa, gracias a lo cual se hace difícil el crecimiento de malezas y es muy resistente a las pisadas. Es apto para climas cálidos ya que en verano tiene un color verde precioso pero en los meses muy fríos se vuelve amarillo. Necesita un riego abundante y fertilización baja.

– La dichondra: Suele utilizarse en zonas húmedas y sombrías donde muchas variedades de césped no consiguen crecer. Es de hoja pequeña, redonda y muy tupida, además de que apenas aparecen malezas y no necesita fumigaciones.

– Ray-grass: Es una especie de hoja ancha y lisa de color verde intenso que se conserva todo el año. Es muy utilizada en jardines y destaca por su rápida instalación y germinación, además de ser muy resistente a las pisadas. Crece en todo tipo de suelos pero se desarrolla mejor en terrenos húmedos y fértiles.