Tipos de cortacésped
El mantenimiento del césped necesita constante atención y dedicación con cuidados como el abono, el riego y el corte, éste último realizado con mayor comodidad y precisión con un cortacésped que le dará al jardín un aspecto óptimo. La elección de la maquinaria para el jardín depende en gran medida del tipo que tengas y debes tener en cuenta tanto el tamaño como la naturaleza de la superficie, el tipo de césped, el poder instalar una toma de corriente, la comodidad para manejarlo y, por supuesto, el presupuesto del que dispongas. Veamos los principales tipos de cortacésped:

– Cortacésped manual: es utilizado en jardines pequeños ya que requiere un mayor esfuerzo físico de quien lo maneja.

– Cortacésped eléctrico: es el ideal para superficies de un máximo de 800m2. Es manejable y sencillo pero necesita cable para el motor eléctrico, así que dificulta su movilidad. Es preciso empujarlos para hacer el corte ya que no son autopropulsados.

– Cortacésped de gasolina: es más potente que el eléctrico ya que su motor suele tener el doble de potencia. Son más caros pero el mantenimiento de sus motores suele ser muy reducido así que compensa si lo utilizas a menudo.

– Cortacésped autopropulsado: tipo tractor, se recomienda para superficies mayores de 3.000m2. Es caro tanto por su precio de compra como por su mantenimiento posterior, pero la comodidad que ofrece en superficies amplias le hace la mejor opción frente al resto de modelos.

En cuanto a las cuchillas que se pueden utilizar, los cortacésped usan principalmente dos tipos, las helicoidales y las rotativas. Las primeras tiene un rodillo con cuchillas helicoidales y dos ruedas y son utilizadas para céspedes de corte bajo, incluso siendo únicamente milímetros. Las cuchillas rotativas son las más utilizadas y tienen una o más cuchillas que rotan y se ubican en forma horizontal con respecto al pie, aunque tienen el inconveniente de que no pueden cortar por debajo de los 2cm.