Tipos de estanques para el jardín
Si tienes un jardín, una opción ideal a la hora de decorarlo es poner algún estanque, y es que le da muchísima vida y además podrás tener diferentes plantas y hasta algún animalito. Los estanques pueden ser diferentes en función, principalmente, de cómo decidas hacerlo, además de otros factores que influyen a la hora de la personalización como pueden ser el tamaño o las prestaciones de cada uno.

Hoy me gustaría hablarte de los tipos de estanques para el jardín según el material del que estén hechos, así que toma nota y podrás tener todos los detalles de cada uno para analizar cuál irá mejor en tu jardín:

– Artificiales o de plástico: Suelen ser de plástico o de fibra de vidrio y son muy resistentes, además de ser el que se instala de forma más rápida y sencilla. Puedes encontrarlos en diferentes formas y tamaños y en colores variados aunque predominan el negro, el verde y el gris. Es una de las mejores opciones si tu jardín es pequeño aunque para restarle artificialidad al ambiente deberás completarlo con un par de plantas y piedras para que quede más bonito.

– Estanques de láminas de plástico o PVC: Con este materiales se hacen estanques informales de gran calidad, dándole un estilo más natural al ambiente y mejorando el paisaje. Los puedes encontrar en diferentes tamaños y formas para que se adapten perfectamente al espacio que tienes disponible, y hasta se pueden hacer a medida para que puedas tener el perfecto para tu jardín.

– Estanques de obra: Son los más complejos pero quedan estupendamente ya que se ven totalmente naturales, así que si tienes un jardín grande y quieres darle importancia al estanque constrúyelo de obra y quedará mucho mejor, aunque también hay que decir que son más caros que los anteriores y que su instalación no es tan sencilla, pero sin duda el resultado merece la pena.