Tipos de maderas para exterior
Madera de Teka : procede de la especie Tectona Grandis (Verbenáceas) y se encuentra en Birmania, Tailandia e Indonesia. Se caracteriza por ser muy resistente y duradera debido al contenido en sustancias aceitosas. Tiene un color amarillento con tonos durados, pero se suele oscurecer con un tratamiento natural a base de aceite de teca. En general es una madera de gran finura y simple de trabajar, de fibra sólida y bastante densa. No es corrosiva ya que aguanta a extremas temperaturas y además es resiste a la invasión de termitas y hongos. Gracias a la impermeabilidad también resiste a la humedad. Para su tratamiento basta con pasarle una capa de pintura y barniz espacial para maderas de exterior.

Madera de Bankirai (Parashorea): Procedente del sudeste asiático, su color y composición es variable según el tipo de terreno donde haya crecido el árbol. Al ser una madera de bastante dureza, suele resistir durante tiempo a los efectos de climas adversos. Además tiene una ventaja, y es que no requiere un mantenimiento adicional. Simplemente basta con cubrirla en invierno y aplicar un aceite especial.

Madera de rattan: Muebles producidos con fibra sintética que se tensa entorno a un bastidor de metal. La característica principal es su gran durabilidad, ya que soporta bien las diferentes condiciones climáticas y luz ultravioleta. Esta fibra no precisa ningún mantenimiento especial y para limpiarla podemos hacerlo con un cepillo, agua y jabón. Se puede dejar perfectamente durante el invierno en el exterior, al año siguiente estará en perfectas condiciones.

Madera de nyatoh o balau: Proviene de Indonesia y Malasia, lo que le proporciona un tono variable que va del rosado al castaño oscuro. Es una madera de dureza media y necesita algún tratamiento para que aguante muchos años. Si queremos reforzar el color y el brillo es bueno lijar ligeramente la superficie y después aplicar un poco de aceite de linaza, de esta forma aseguramos una vida útil más larga. Para su buena conservación hay que guardarla en un lugar seco durante los meses de bajas temperaturas.