Tipos de palas para el jardín
Las palas de jardinería son herramientas de mano usadas para excavar o remover parcelas de tierra relativamente pequeñas. Lo normal es que consten de una superficie plana con una ligera curvatura que sirve para cavar en la tierra y tierra y trasladar el material, además de llevar un mango de madera o metal para manejar la pala.

Aunque han evolucionado hasta las máquinas excavadoras y las cargadoras, siguen siendo unos utensilios esenciales para los trabajos de jardinería. Podrás encontrarlas de diferentes tipos:

Palas de punta redonda

Por un lado encontramos las palas de punta redonda, que normalmente se utilizan para cavar. Éstas tienen una leve terminación en la punta para hacer más fácil la inserción en el terreno.

Tipos de palas para el jardín

Palas de punta cuadrada

Por otro lado, las plantas de punta cuadrada tienen la plancha de mayor tamaño para poder transportar materiales. Además, también tienen plano el extremo.

Palas de palote

Las palas de palote también tienen la punta cuadrada, pero su superficie es más estrecha en el extremo para que sea más fácil hincarlas en la tierra.

Palas de trasplantar

Por su parte, las palas de trasplantar tienen el mango más corto y su plancha es más estrecha. Por otro lado, son redondeadas y acabadas en punta.

Tipos de palas para el jardín

Otras palas

Además de todas las anteriores, en el mercado podrás encontrar palas de zapar, que son más pequeñas y de hoja chata; y las palas zanjeras, que son utilizadas para trabajos en desagües y zanjas. Éstas tienen una hoja estrecha y un mango anatómico que hace fácil el trabajo en zonas de pequeño tamaño. Por otro lado, debes tener en cuenta que los mangos pueden ser de distintos materiales, medidas y empuñaduras.