Tipos de plantas trepadoras
¿Quieres vestir un muro? ¿Te apetece decorar una pérgola o una reja de tu jardín? ¿Necesitas crear una separación vegetal a lo largo de un cercado? Pues hoy te traemos la solución: las plantas trepadoras. ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Estas plantas te servirán para esto y mucho más.

Las plantas trepadoras o enredaderas son aquellas que utilizan una serie de recursos para elevarse sobre otras plantas o algún soporte que pueda sostenerlas, como un árbol o arbusto, una valla, una pared, una roa, un poste… Así, este tipo de plantas, que consiguen dejar el suelo y elevarse en dirección a la luz solar para conseguir una fotosíntesis más eficiente, son el resultado de adpataciones producidas a lo largo de muchos años. Como imaginarás, existen diferentes tipos de plantas trepadoras. ¿Las quieres conocer?

Con tallos volubles

Por un lado, encontramos las plantas trepadoras con tallos volubles, que son aquellas que se enrollan alrededor de los soportes, consiguiendo elevarse con la ayuda de sus tallos, que son relativamente estrechos y flexibles. Dentro de esto grupo se encuentran las madreselvas, las capuchinas o las campanillas, entre muchas otras.

Tipos de plantas trepadoras

Con raíces áreas

Por otro lado existen las trepadoras con raíces aéreas, que consiguen asirse a algún soporte gracias a las pequeñas raíces que desarrollan. La hiedra común es una de las plantas que podemos incluir dentro de este tipo de trepaderas.

Con zarcillos

Además, podemos hablar de aquellas trepadoras que consiguen trepar valiéndose de zarcillos, unos tallos, hojas o pecíolos de una hoja especialmente adaptados a enrollarse sobre algún asidero y poder sostener la planta. Dentro de este grupo encontramos las pasionarias o las clemátides.

Tipos de plantas trepadoras

Duración en el tiempo

También podemos dividir las trepadoras según su duración en el tiempo. Así, encontramos las anuales, que, generalmente, duran una sola temporada, y las perennes, que duran más de una temporada.