Tipos de suelos para el jardín
Si estás planificando tu jardín, tendrás que tener en cuenta un montón de factores: las plantas que alegrarán el exterior de tu vivienda, los muebles, la iluminación y, por supuesto, el suelo, o lo que es lo mismo, el tipo de cobertura que utilizarás.

Como puedes imaginar, ésta no es una decisión que deberás tomar a la ligera, ya que el suelo marcará el carácter del espacio y será la base en la que irán sembradas tus plantas o donde colocarás todos los elementos extra del jardín, como la mesa, las sillas o las macetas. Para ayudarte con la elección, en Jardín Plantas vamos a hablarte de los tipos de suelos más comunes para tu jardín.

Césped

Seguramente, uno de los principales tipos de suelos que te vienen a la mente cuando piensas en el jardín es el césped, que no es del todo recomendable para espacios pequeño. Debes tener en cuenta que el césped necesita bastantes cuidados y no soporta bien la presencia de mobiliario en el jardín. Eso sí, la sensación de pisar en hierba es súper agradable, así que no es una mala opción del todo.

Tipos de suelos para el jardín

Losetas

Otra de las opciones más interesantes son las losetas. Podrás escogerlas entre diferentes tamaños y estilos y le darán un toque rústico al jardín.

Ladrillos

También puedes usar ladrillos para el suelo de tu jardín, aunque normalmente se emplean para crear senderos, pudiendo conseguir agradables patrones visuales. Eso sí, hay que tener cuidado de que un posible exceso de humedad atraiga a algas y los convierta en un material resbaladizo.

Tipos de suelos para el jardín

Grava

Para mayor comodidad, puedes optar por la grava, que crea una superficie ideal para caminar. Podrás encontrarla en diferentes tamaños, texturas y colores.

Hormigón

Si las opciones anteriores no te convencen, siempre puedes optar por el hormigón, que ofrece una solución sencilla y económica al adaptarse a cualquier perfil rellenando todos los rincones. Además, se puede mejorar su textura insertando pequeñas piedras. Si en tu jardín suele haber exceso de humedad, deberás procurar que el suelo no resulte resbaladizo con el empleo de fragmentos irregulares.

Tipos de suelos para el jardín

Madera

Por último, puedes optar por la madera, que ofrece una sensación de calidez incomprobable. Eso sí, no es del todo recomendable para jardines umbríos. Sea como sea, es imprescindible usar madera tratada para evitar su rápido deterioro.