Todas las labores del huerto
Producir tú mismo las frutas y las hortalizas que consumes, controlando todo el proceso, es súper gratificante. Además, no es nada difícil: solo tienes que delimitar una zona del jardín, prepararla adecuadamente y comenzar a sembrar.

Sin duda, los alimentos saben mejor recién recogidos del huerto, siempre y cuando se realicen las labores correctamente. Por eso, hoy en Jardín Plantas vamos a explicarte paso a paso todas las labores del huerto. ¿Nos acompañas?

Primeros pasos

Lo primero que deberás hacer es preparar el terreno aportando materia orgánica dos meses antes de sembrar para proporcionar a las pantas los nutrientes necesarios para desarrollarse. Podrás utilizar un sustrato general o uno específico para el tipo de cultivo elegido. El siguiente paso será realizar la siembra a voleo, lo que quiere decir ir lanzando puñados de semillas sobre el terreno. Para que no se las lleve el viento, deberás pasar un rulo después. Además, es importante que protejas el huerto de las heladas y de las aves con un manto protector. También deberás aclarear el terreno, lo que significa arrancar las plántulas demasiado próximas entre sí.

Todas las labores del huerto

Cuidados básicos

Por supuesto, será esencial que riegues o programes el riego dependiendo de las características hídricas de cada especie. Además, es mejor que durante la primavera riegues durante las horas centrales del día y en verano a primera hora de la mañana y a última de la tarde. Por otro lado, deberás ocuparte de eliminar las malas hierbas y de abonar el terreno para que las plantas crezcan sanas y fuertes, escogiendo el abono más adecuado para tus cultivos.

Todas las labores del huerto
También deberás entutorar los cultivos de largo tallo y delicado y los frutares para que crezcan erguidos y orientados hacia la luz. Además, es importante que combatas las plagas que puedan aparecer, si no ha sido posible evitarlas a tiempo.

Recolectar

Por último, tendrás que recolectar los frutos cuando estén listos para consumir. Eso sí, si vas a almacenarlos tendrás que colocarlos bien extendidos en un sitio fresco y seco. Lo mejor es que la planta continuará produciendo.