Todo lo que tienes que saber sobre los herbicidas
¿Sabes exactamente qué son y cómo se utilizan los herbicidas? Su principal objetivo es eliminar las malas hierbas no deseadas que suelen impedir el desarrollo de las plantas al competir por alimentos nutritivos, espacio y, por supuesto, agua.

Si quieres deshacerte de las malas hierbas es importante que sepas que existen dos tipos: las de hoja estrecha o monocotiledóneas, y las de hoja ancha o dicotiledóneas, como la amapola, el trébol, el jaramago o el cenizo. Dependiendo del tipo de planta sea tendrás que utilizar un tipo de herbicida y otro. Te damos todos los detalles sobre los herbicidas a continuación.

Tipos de herbicidas

Es importante que tengas en cuenta que existen diferentes tipos de herbicidas. Así, si los diferenciamos por sus acciones, encontramos los sistémicos, que son absorbidos por las raíces distribuyéndose por toda la planta; o los de contacto o superficiales, que no absorbidos por las hojas destruyéndose por toda la planta.

Todo lo que tienes que saber sobre los herbicidas
En cambio, si tenemos en cuenta su residualidad, podemos hablar de herbicidas con efecto residual, lo que quiere decir que el producto se queda depositado en el suelo y hay que esperar hasta la siguiente plantación; o los que no tienen efecto residual, que es efectivo en el momento exacto de la aplicación y no deja residuos. Además, existen otros elementos anti-hierbas, como las mallas anti-hierbas, los desyerbadores térmicos y los desyerbadores manuales.

Consejos para utilizar herbicidas

Antes de usar tu herbicida deberás tener en cuenta que si el césped es muy joven , no conviene aplicar el producto. Por otro lado, es importante que mires la etiqueta del envase para saber cómo debe aplicarse sobre el césped y qué tipo de hierbas controla, ya que no todos valen para todo. Además, debes saber que no deberás usarlo si se prevé lluvia en tres días ni regar después, que tendrás que aplicarlo sin viento y dependiendo de las dosis indicadas en el envase.