Transforma tu patio o terraza para una cena romántica
Con el calor del verano empieza a apetecer pasar más tiempo al aire libre y disfrutar así de las buenas temperaturas, sobre todo cuando el sol se marcha y las temperaturas bajan al caer la noche. Por eso, la temporada de cenas al aire libre ya han empezado. Si tienes la suerte de tener un patio o una terraza en tu hogar, puedes convertirlo en un lugar excelente para poder disfrutar de una cena romántica con tu pareja.

Si te falta inspiración o no tienes ideas para conseguirlo, no te preocupes porque a continuación te voy a dar algunos consejos para que puedas transformar tu patio en un lugar romántico y que puedas tenerlo engalanado la mayor parte de las noches de verano. Lo primero que necesitas es una mesa y sillas y algunas ideas para completar.

Crea ambiente con la iluminación

¿Cómo se puede disfrutar de una noche de verano sin un poco de luz? Si quieres crear un ambiente muy acogedor tendrás que usar velas, pero si no quieres correr riesgos con el fuego, puedes utilizar velas de imitación que además de ser muy prácticas podrán soportar cualquier viento sin apagarse (funciona con pilas).

Además, si tienes una mesa estupenda para cenar, puedes poner algún farolillo eléctrico o con una vela en su interior para crear un ambiente mucho más romántico. Te darás cuenta de todo el confort visual y de la calidez que estarás aportando a tu patio.

Transforma tu patio o terraza para una cena romántica

Cortinas hechas con tela

Las cortinas de tela (por ejemplo de color blanco), son una forma excelente de aportar romanticismo a tu patio y de crear un ambiente mucho más confortable. Además, las cortinas de tela también te ayudarán a tener privacidad y estar al margen de miradas indiscretas. Por si fuera poco, si la noche es más fría de la cuenta podrás protegerte del frío gracias a que la tela no dejará pasar el aire ya que puede actuar como una sombrilla. ¡Y es de lo más elegante!

Mantel y vajilla

Si quieres comer en tu patio y que además sea algo romántico, entonces tendrás que pensar en poner un bonito mantel y una preciosa vajilla para poder disfrutar de una cena de alto lujo. Comer fuera no significa tener que hacerlo con platos y vasos de plástico. Te sentirás mucho mejor comiendo con buenos cubiertos y dejando el cuchillo de plástico para los niños en un día de campo.

Y por supuesto, ¡no podrán faltar las flores y las plantas!