Trepadoras con hojas decorativas
Las trepadoras o enredaderas son las plantas perfectas para cubrir cualquier espacio en una pared, una valla o en una pérgola, ya que crecen según las vayas orientado, obteniendo resultados perfectos. Hay una gran variedad, y pueden destacar por tener flores muy llamativas o por ser sus hojas muy decorativas a pesar de no tener flores. Hoy me gustaría centrarme en las trepadoras que tienen hojas decorativas, con las que podrás conseguir un ambiente muy llamativo que luzca siempre muy bonito.

Ficus tapizante

Es una trepadora perenne que tiene variedades con hojas en blanco o amarillo. Necesita estar en un lugar de semisombra y que nunca le dé el sol directo ya que le quemaría las hojas. No se recomienda para zonas con mucho frío en invierno ya que no soporta las heladas, y si está en interior debes sacarla al exterior un par de horitas cada mañana.

Hiedra

Es de hoja perenne y dura mucho años ya que es una de las más resistentes. Hay distintas variedades con diferentes tamaños, formas y tonalidades de las hojas, siendo algunas blancas y otras amarillas. Necesita estar en zonas de sombra, y el suelo debe estar húmedo durante los primeros años.

Trepadoras con hojas decorativas

Parra virgen

También llamada “Enamorada del muro”, es un arbusto caducifolio que crece mucho y de forma rápida, y es especialmente interesante porque en otoño sus hojas adquieren un tono entre naranja y rojo que es muy llamativo. Se recomienda especialmente para cubrir muros y paredes y no necesita podarse.

Parra de uvas

Es perfecta para cubrir una pérgola ya que es caducifolia y no tapará el poco sol que haya en invierno. Sus tallos son retorcidos, y quedan preciosos cuando se caen las hojas en invierno. Además, produce frutas, las uvas, deliciosas y en diferentes variedades. Lo malo que tiene es que la vid suele atraer insectos.